Y usted, ¿apoya a Iván Duque?

Marzo 31, 2020 - 11:45 p. m. 2020-03-31 Por: Poncho Rentería

Zumba esto por las redes: “Abajo el mal gobierno y el pésimo presidente Duque”. Eso, casi cómico, poco político, lo han soltado por trinos algunos ‘estadistas’ que creen saberlo todo pero solo estudiaron Diseño Industrial en la escuela nocturna. Generosa la tecnología con ellos. La pregunta del millón: ¿Está usted apoyando como conduce el país el presidente Iván Duque en esta emergencia? No se afane en responder, tómese medio minuto y entienda que el problemón es monumental y que Iván Duque es incansable trabajando y lo está haciendo 20 horas diarias hace 28 días sin regalarse descansos y almorzando cada día con un sánduiche veloz.

Qué duro, difícil y delicado ser presidente de 47 millones de colombianos. Duque es acción, va al grano y, me lo dijo Lulita Arango mi pareja, “Duque tiene aire bonachón, de buenazo, de honrado gobernante ganoso de acertar”. Si él recibió 80 grandes hospitales en la ruina es porque los explotaron 50 años los políticos de provincia, la Costa y Bogotá. La salud ha sido un Baloto para mucho pícaro y para colmos muchos médicos hicieron parte de la banda tramposa aprobando licitaciones con olor a ‘serrucho’. Punto.

Pueden ser 387 los problemones que tienen por resolver esta semana el presidente Duque y el Ministro de Salud que es epidemiólogo y con mucha experiencia. Por eso los considero cuando algunos espontáneos, ansiosos de escándalo, les preguntan ‘gilipolleces’ que equivale a idioteces. Punto.

En abril dizque llueve a mil pero lo que vemos llover son rumores malevos como este: “La alcaldesa Claudia López hoy repartirá dos millones de mercados en Bogotá”. Puro cuento, mentira descomunal, no existieron esos mercados, un trino mentiroso de mala uva para causar desórdenes porque mucha gente va tras ese mercado y regresa furiosa. Lo penoso es que el engañado queda con ganas de asaltar un supermercado. Fue imprudente el domingo un noticiero bogotano mostrando un atraco de cien personas a una tienda grande, el reportero mostraba simpatía, el “pueblo decidió tumbar las puertas metálicas”. Punto.

Al que tiene micrófono hoy y a su invitado fogoso le toca derrochar prudencia, los ánimos están calientes y el gobierno hace lo que puede con lo poco que tiene ante tamaño problemón. El gobierno debe repartir mercados entre los más débiles. ¿Y cómo los reparte si son cinco millones los pobrísimos del billete? No sé, algo muy difícil.

Aleluya: lo dijo el sabio Nicodemus “enfrentamos con bríos este virus o nos jodemos” ¡Lo siento! Está tesa la movida por eso no les digo buenas buenas.

VER COMENTARIOS