Santos pasa malos ratos

Escuchar este artículo

Santos pasa malos ratos

Julio 24, 2013 - 12:00 a. m. Por: Poncho Rentería

Sin duda el presidente Santos está muy alarmado por el giro guerrerista que dieron las Farc la última semana. Preocupa ese giro y lo digo como partidario de que se firme una paz seria en Cuba. Difícil gobernar un país tan revolcado. Vienen paros irresponsables contra el país trabajador, pagados por poderosos magnates cafeteros y camioneros.Las Farc son un partido de izquierda alzado en armas. La mayoría de sus cuadros políticos estudiaron en Moscú en la Universidad Patricio Lumumba. Hace 30 años, por contratos editoriales con el ministerio de Información de Rusia y la Agencia Novostí, me radiqué en Moscú cuatro veces de a 30 días. Visitaba la tumba de Lenín en Plaza Roja, paseaba en el Metro, avenida Gorki, calles y museos. Muy lenta la burocracia socialista. Gastaba mis noches, tomando vodka con los becados del partido comunista colombiano, los enviaba el ‘Super-Jefe’ Gilberto Vieira White, primo de Federico Restrepo White, exalcalde de Tuluá.Muchos de los becados regresaron de Moscú al Caguán y Marquetalia. Los becados en Rusia, en las tertulias en el Hotel ‘Spassiva’ repetían mucho que “El ultra-izquierdismo es el principal enemigo para que llegue al poder la izquierda en Colombia”. Esa frase vale hoy, parece que hay ‘ultras’ que buscan el poder con los fusiles y no creando un ‘Frente Popular’ que repitiendo: “El pueblo unido jamás será vencido”, gane unas elecciones. Petro ganó en Bogotá, se le respetó y allí está mandando.El presidente Santos, madruga, viaja a calores sofocantes, trabaja en el avión, suda, trasnocha, despacha con Angelino, lee malas noticias. Seguro que conoce el puesto pero enfrenta huelgas y bloqueos jugosamente financiados. ¿Es que los ricachos cafeteros y mineros quieren tumbar a Santos? Eso parece, piden millonadas de los impuestos que paga la gente por Retención.Bienvenido el Papa a Latinoamérica. Ojalá que S.S. le pida al presidente Santos que ordene severos castigos para los dueños de los perros asesinos que se pasean por Colombia dejando niños heridos. En El País leí algo dramático: en Cali este año han sido atacadas 2.087 personas por perros furiosos. Un dueño de perro bravo dijo, cuando su ‘Jalisco’ mordió a una niña: “Mi perro es mansito, es muy noble, es que la niña lo miró mal”. Mala cosa, en las calles atracan para robarse un celular y en las avenidas la gente huye de los perros bravos de noble raza y ‘fino pedegree’. Cuatro cosas nunca hago: tomar leche, bailar bambucos, leer comentarios a mis columnas periodísticas y acercarme a perros grandes, me asustan mucho. En un brazo tengo una cicatriz de 15 centímetros, de niño en Tuluá me mordió un perro bravo que según sus dueño Guido Tejada, era mansito y no mordía, pero me mordió. ¡Guau!

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS