¿Qué le exigen a Duque?

¿Qué le exigen a Duque?

Agosto 22, 2018 - 06:32 a.m. Por: Poncho Rentería

Y subió al cielo de la burocracia, a la gran factoría donde abunda la mermelada, a la Contraloría General, el pereirano Carlos Felipe Córdoba, al que sus amigos ahora llaman “El Kennedy de Risaralda”.

Al presidente Duque le piden y le exigen hoy respuestas claras en casos como este: ¿Todas las esposas de los 27 gobernadores y de sus secretarios tienen derecho a camioneta blindada con chofer y escoltas? Ojalá que no porque nos cuesta una millonada.

Otra pregunta aún sin respuesta oficial, ¿las vanidosas esposas de los 99 alcaldes más notables tienen derecho a carro blindado, escoltas y edecán? supliquen que no porque valen miles de millones. Punto.

Es una sangría económica que suena a derrochón que los 284 parlamentarios actuales tengan camioneta blindada, guardaespaldas y chofer, todo gratis. ¿Podrá el presidente Duque acabar con esos lujos estilo país petrolero? Lo dudo porque todos dicen: “estoy en peligro, estoy amenazado por el celular, quieren matarme unos pistoleros y necesito blindados y alta seguridad”.

Ante esa disculpa nada vale y seguirá la piñata alegre de las camionetas blindadas. Punto.

Seguro que los colombianos que trabajan y pagan impuestos están exigiendo y esperando que, desde el sillón presidencial, se acabe el tramposo reparto de licitaciones oficiales. Este país está en crisis, así lo reveló el casi imparcial diario americano The Financial Times. Ese informativo, leído por la élite banquera de Wall-Street, no gusta del expresidente Uribe y, sin embargo, hace ocho días afirmó que, salvo la esquiva paz, no deja una histórica transformación don Juan Manuel Santos hoy dedicado a la bicicleta, el golf y a los teteros con yogurt para su nieta.

El presidente Duque está súper activo. Visitó las zonas donde las disidencias de las Farc y el llamado ELN ejercen violencia y secuestran y matonean como sucede en Tumaco y el Catatumbo. No llegó a gobernar Iván Duque un país organizado, esto sigue tan caótico como en los tiempos de Laureano Gomez, Ospina Pérez, López Michelsen y César Gaviria. Los países se hunden en sus crisis, caso Brasil donde están atropellando al expresidente Lula Da Silva, hoy preso por maniobras y montajes de sus enemigos políticos.

Por aquí no tenemos esos problemones; mejor sigan el policíaco novelón ‘Fifa-Fútbol’ en Colombia por vulgares trampas en la boletería en Barranquilla. Los avispadísimos que se ganaron fabulosas fortunas están pillados. Lo sentimos mucho, especularon con las boletas y hasta pueden ir a la cárcel en un penoso auto-gol.

VER COMENTARIOS
Columnistas