Los millones de las Farc

Los millones de las Farc

Septiembre 28, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

En las películas de Mayolo, de Poncho Ospina o de Clara María Ochoa, que han acertado en guiones e imaginación, nunca vimos a unos secuestradores pidiéndole perdón a un país por sus abusos criminales. Eso tan exótico, que no fue película, lo vimos por la televisión en directo con Cartagena. García Márquez decía que Cartagena a las cinco de la tarde es bellísima, su atardecer es color malva y el mar es azul, bellísimo. ¡Ah, caraxos! García Márquez que buscó e hizo muchos mandados buscando la paz para Colombia, no pudo asistir al mitin presidencial por estar en cenizas, pero lo recordaron Santos y Timochenko.Entre los 2.000 presentes en la ceremonia, se habló mucho de la fortuna millonaria de las Farc. Los invitados preguntaban: ¿Dónde está la fortuna? Esa es la pregunta que no gusta a los ‘excomandantes’. Pilas: el recio Fiscal General Néstor Humberto Martínez, que fue Superintendente bancario, dijo en tono socarrón que no cree que las Farc sean hoy como las viejecitas que no tienen alcancía ni nadita que comprar.Los expertos en Farc dicen que hay mucha plata guardada en cilindros plásticos en Nariño y Caquetá. Millonadas de dólares envueltas en cajas en el Putumayo. Sacúdanse, repitan la regia película La guaca que filmó Clara María Ochoa, y su productora de cine CMO, contando el encuentro de doce mil millones de pesos, bajo tierra, por unos soldados en el Caquetá. Esa película tendrá repetición, hoy muchos exguerrilleros juran que las Farc tienen 57 caletas millonarias entre tierras caqueteñas producto de secuestros y las están buscando. Esa plata es del que la encuentre. Pilas, agárrenla antes de que lleguen otros y monten un fiestón.Estuvo triunfal el presidente Santos ante 15 presidentes, un rey Borbón en retiro y muchos periodistas. El expresidente Álvaro Uribe, con su equipo parlamentario, desfiló en Cartagena dejando constancia de su rechazo a ciertos puntos justicieros del acuerdo Santos-de La Calle-Farc. Hubo en Cartagena fuerte calor, cero bebidas, mucha sed, tres discursos y un abrazo político entre el poder legítimo y el guerrillo que ahora sí reconoce a la autoridad. Gran logro del presidente Santos, se ganó los honores bien ganados. Punto. Como estamos fatigados del novelón de Timochenko y compañía, vale fugarse a leer sobre la paliza televisiva que le dió Hillary Clinton al ordinario Donald Trump que ‘No’ será presidente de los norteamericanos… ¡afortunadamente! De ese iracundo nos salvamos.

VER COMENTARIOS
Columnistas