Fabiola fue a La Habana

Fabiola fue a La Habana

Septiembre 14, 2016 - 12:00 a.m. Por: Poncho Rentería

Margarita Rosa De Francisco cada noche tiene su ‘Desafío’ en televisión. ‘La Mencha’ lo hace muy bien, es una actriz profesional. En cambio, mi admirada Fabiola Perdomo, viuda porque a su marido lo fusilaron las Farc, vivió un desafío amargo el sábado en La Habana. Un desafío que le rasgó el alma. Le tocó mirar a los ojos, saludar y luego tomarse de la mano con los tres señores que, como jefes guerrilleros, tuvieron que ver con el secuestro de los 12 diputados en Cali. Que no fue un secuestro civilizado, fue, según la psicóloga Josefina Prieto, “un acto criminal, torturante y bellaco porque los tuvieron amarrados más de 1.700 días en condiciones inhumanas”.Fabiola Perdomo, hoy viuda porque las Farc le mataron a su marido, tuvo un desafío desgarrador al reunirse con los guerrilleros ‘Iván Márquez’, ‘Pablo Catatumbo’ y ‘Joaquín Gómez’. La misma psicóloga Josefina me dijo hace tres minutos, a mi lado en el computador: “Pensé mucho a Fabiola y demás dolientes de los diputados fusilados que fueron a ese encuentro. Imagino lo amargo al enfrentar por cinco horas la cercanía de ellos”. Ahora que los farcos prometen no repetir esos crímenes, la sociedad les abre las puertas de la libertad. Algunos familiares perdonan, otros no. Duro desafío tenerlos a cuatro metros y oírles sus débiles explicaciones.Ese acto criminal empezó en Cali al mediodía. Al noble subintendente de la Policía Carlos Alberto Cendales, que cuidaba la entrada del edificio, un bellaco guerrillo lo asaltó por la espalda y con una barbera filuda le rasgó la garganta, degollándolo. Ese barberazo infame fue la entrada triunfal de los guerrillos. ¿Qué sabemos de la familia Cendales ahora que el que lo degolló está en un hotel de La Habana? Ojalá el Estado no lo haya olvidado.Si los jefes guerrilleros, ‘Gómez’, ‘Márquez’ y ‘Catatumbo’, le expresaron su pesar a las familias de los diputados, se les abona, antes decían: “No tenemos que pedir perdón, somos víctimas”. Y aplaudo que Sigifredo López no quisiera ir a La Habana. Es doble víctima porque la Farc lo secuestró, lo humilló prisionero y luego dejó correr rumores miserables contra él. Punto. Fabiola Perdomo y demás familiares, sepan que el Valle entero les manda abrazos solidarios, han vivido una tragedia. Vale repetir aquí: “Voces de muerte sonaron cerca del Guadalquivir”. Así dice el poema lorquiano y voces de muerte sonaron donde dormían los 11 diputados fusilados.

VER COMENTARIOS
Columnistas