¿Devuelven su visa USA?

¿Devuelven su visa USA?

Mayo 14, 2019 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Circula un manifiesto de ‘A defender la paz’ enviado a la ONU. Lo firman unos 300 personajes del campo universitario, el político, muchos exrectores, muchos intelectuales y lo que llaman ‘gentes de la cultura y activistas por los derechos humanos’. En otros años la firma que encabezaba los manifiestos era la de García Márquez contra la OEA, USA, Reagan, Bush y el imperialismo yanqui por agredir a Cuba y al Chile popular de Allende. Años atrás, quedar muy cerca de la firma de García Márquez ocasionaba pugnas y celos vanidosos. Manifiestos que redactaban entre dos y luego por teléfono unos 297 autorizaban su inclusión sin leerlo, estaba don Gabo y eso tenía postín. La jerarquía tiene sus escalones, lo dijo Maradona el mejor del mundo después de Messi. Punto.

No creo que una centena de exministros, exmagistrados y prohombres del Poder Judicial estén planeando devolver sus visas a USA en protesta por una falla burocrática con unos magistrados. No es un globo mío, se lo escuché radialmente a mi colega Vicky Dávila antes de entrevistar al expresidente Ernesto Samper que sí vivió un novelón por su visa USA y resolvió con una chascarrillo bogotano: “He viajado por muchos países, en ninguno me lamenté de no tener visa USA porque sin esa visa hay paraísos, playas, museos y parques ecológicos”. El embajador Myles Frechette montó la retirada de la visa USA al presidente Samper y se la tragó enterita el periodismo de esos años, el clima era darle varilla a Samper & Cia., como hasta agosto era ‘clavo y varilla contra Uribe & Cia.’. Punto.

En Colombia anda tan enredada la política y la marcha del gobierno que a este mayo no lo llaman ‘el mes de la virgen sino el mes de los problemones’. ¿Qué tal el novelón de las visas a USA y los magistrados? Que tiene algo de cómico y mucho de dramático porque hay señores del curubito judicial furiosos porque, según ellos, les lanzaron sospechas irresponsables. Zumba en el periodismo una respuesta: “Eso que escribí y dije lo supe por mis fuentes y no puedo darlas”.

Los encontronazos entre la diplomacia gringa y algunas cofradías políticas de Colombia seguirán porque hay dos aburridos y delicados problemitas en la mesa: la extradición del señor ‘Santrich’ a USA y las 197.000 hectáreas sembradas con coca en tierra colombiana. Esa dupleta de problemitas con USA nos producirá malos ratos y jaquecas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas