Álvaro Gómez fue víctima de...

Álvaro Gómez fue víctima de...

Julio 23, 2019 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

El asesinato del ideólogo Álvaro Gómez Hurtado sigue en el misterio y su hermano, Enrique Gómez, dejó un libro sobre el tema sin concluir quiénes lo ordenaron. El novelista e historiador payanejo, Juan Esteban Constaín-Croce (39 años, políglota, tres hijas), nos enfrenta con la mañana de su asesinato porque el jueves lanzó en la sala cultural del Gimnasio Moderno su séptimo libro: ‘Álvaro, su vida y su siglo’. Lo presentó a políticos, periodistas e historiadores. El director de El Tiempo, Roberto Pombo, quien habló corto, dio ejemplo a los que se excitan al micrófono.

Como muchos ignoran la historia, les ayudo: Álvaro Gómez Hurtado, hijo del expresidente Laureano Gómez, que se retiró entregándole a Roberto Urdaneta que se hizo el cegatón para que Rojas Pinilla diera el golpe militar. Rojas Pinilla, un boyacense godísimo que en principio aclamaron los liberales y godos ospinistas, luego tocó derrocarlo por dictador, por ambicioso de ‘money’, quien llevando un año de Presidente decidió reelegirse. Fatal, lo tumbaron Laureano Gómez y Alberto Lleras Camargo con un esperpento político y elitista, el Frente Nacional. Punto.

Escribir una biografía de Álvaro Gómez Hurtado es entrar a su padre Laureano Gómez y eso lo consigue Juan Esteban Constaín porque en su investigación nos entrega hasta una carta de amor de él, Álvaro Gómez, a su novia Margarita Escobar. Este libro lo ve Roberto Pombo como una pedagogía sobre la República liberal, el ‘bogotazo’, el asesinato de Gaitán, la violencia, la quema de El Tiempo y El Espectador, el Frente Nacional, Laureano Gómez, Alberto Lleras, Carlos Lleras y César Gaviria. Vale recordar amigos íntimos de Álvaro Gómez: Raimundo Emiliani, Francisco Barberi, Claudia Blum, Gerardo Bedoya y Carlos Holguín-Sardi que asistió al Gimnasio Moderno y compró tres ejemplares. Punto.
Un libro al que entré ‘mosca’ o ligeron de ganas por mis resabios anti godos y anti laureanistas de joven gaitanista. Lo leí con juicio y despejé nubarrones sobre nuestra historia. A Juan Esteban le admiro su talento, ser rockero, futbolero, cocinero, charlista, delicioso burlón y cultísimo.

Y falta Juan Esteban, generoso porque su libro cumbre, que les recomiendo, ‘Ningún tiempo es pasado’, se lo dedicó a Poncho Rentería y a Enrique Santos Calderón, sus adversarios en política, historia de Colombia y fútbol de grandes ligas. Punto.

Lo escribo: ahora tengo gran admiración por Álvaro Gómez. Gracias a Juan Esteban mandé al carajo la maleva leyenda que le montaron. Bravo Juan Esteban Constaín, hiciste un golazo a lo Messi. Juan Esteban, gran talento tienes.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS