A Carrasquilla lo atropellan

A Carrasquilla lo atropellan

Septiembre 18, 2018 - 11:45 p.m. Por: Poncho Rentería

Para que obtengan un beneficio de esta columna les recomiendo seguir en el estadio al resucitado América y ver el delicioso documental ‘Yo no me llamo Rubén Blades’. Bueno por su ritmo, su salsa y ver al legendario Pedro Navajas, que llevó a la gloria al panameño Rubén Blades. Punto.

Que al ministro Carrasquilla lo están atropellando lo afirman serios exministros de Hacienda que ha dirigido el Banco de la República y Planeación; todos ellos de Uniandes y exalumnos de Rudolf Hommes, Roberto Junguito, Carlos Caballero, Fernando Cepeda y César Gaviria.
El sobrio exministro Armando Echeverri, preguntado por Darío Arismendi sobre la conducta del ministro Carrasquilla, lo defendió a fondo afirmando que allí no hay nada ilegal ni oscuro. Elemental, la oposición a Duque y al expresidente Uribe hace lo suyo, lo espectacular que es tumbar a un ministro. Y lo obligado a aclarar: nunca me he saludado con el ministro Carrasquilla, evito rumores hoy que tanto colega tiene amigos en el poder. Punto.

Septiembre calientísimo con escándalos políticos, con descubrimientos de mala gerencia en el gobierno y con nuevos peculados. Aleluya, otro escándalo, gaseoso y confuso, toca al senador Benedetti y él lo califica de “montaje casi cómico”. Otro acusado de seudo espionaje y de asesorías exóticas es el prestigioso exgeneral Guatibonza. Y ustedes, corran a reírse del payaso ‘Niko’ Maduro por contarles a sus paisanos que cenó feliz en un restaurante para millonarios en Estambul donde se derrumbó el Imperio Otomano y surgió el gran líder Kamal Ataturk. ¡Oh vanidades!, este fantoche del Maduro es insoportable. Punto.

Septiembre agitado donde censuran al magistrado José Luis Barceló por sus atropellos contra el expresidente Álvaro Uribe, su gran contradictor. Caliente el clima político para Iván Duque y su ministro Carrasquilla porque los senadores de la izquierda, el Polo, Verdes y petristas, están ansiosos de bronca, ansiosos de hacer oposición como es su deber si quieren tener la Presidencia en cuatro años con Gustavo Petro, Iván Cepeda o Claudia López. Ya pusieron ocho millones, votación espectacular.

A Bogotá nos llega Donald Trump en 33 días. Cerrarán el aeropuerto seis horas y esconderán a los niños ‘habitantes de la calle’ y a los gamines. Llega Trump, el más antipático, y la izquierda de Petro, Robledo, Cepeda & Cia., dirá por radio y por trinos “fuera Trump, imperialista belicoso” y los letreros en los muros dirán: “Yanqui go home”. Viene lo peor, que el antipático Donald Trump puede ser reelegido en su trono en dos años. El periodismo gringo, el New York Times y los Clinton y la izquierda gringa que sigue al expresidente Obama pueden infartarse si lo reeligen. Punto.

En la política hay sorpresas, hoy ‘Pacho’ Santos es el embajador en USA y circula su foto con Donald Trump. Y el exprocurador Ordóñez, hoy dichoso embajador, se pasea por Washington en un lujoso automóvil diplomático. De final un aplauso general para el serio profesor Pékerman que aquí hizo gol olímpico y triunfó.

VER COMENTARIOS
Columnistas