Sólo se les ocurre reprimir

Sólo se les ocurre reprimir

Octubre 07, 2018 - 06:25 a.m. Por: Patricia Lara

Para mostrarle a Trump que se hace algo contra el narcotráfico y, de paso, contentar a las mamás, lo que se le ocurre al Presidente es prohibir la dosis personal de droga y poner la solución del problema de la drogadicción en manos de la Policía, justo en momentos en que en cada vez más estados de los Estados Unidos se permite no sólo el consumo de la marihuana para uso medicinal, sino también para uso recreativo.

(¡Ya se le olvidó al presidente Duque que hace nueve años él publicaba columnas donde no sólo se mostraba a favor de que existiera la dosis personal, sino que se decía partidario de que esta fuera de aprovisionamiento, es decir, que les permitiera a los adictos disponer de matute por varios días!).

Además, a estas alturas, el Presidente no ha dicho mayor cosa o nada, tal vez, de cómo va a prevenir el consumo, de cómo va a educar a los padres para que críen hijos de forma tal que no resulten propensos a la adicción y, lo que es muy importante, de cómo va a eliminar la corrupción de la Policía. Porque si la Policía que va a requisarlo a usted o a sus hijos porque sí, para esculcarlos a ver si llevan droga, es tan corrupta como la mayoría de los policías de tránsito que lo paran uno para ponerle comparendos cuando lo que quieren de verdad es cobrar una coima, lo que va a suceder es que va a crearse un problema mayor, porque no se va a solucionar la drogadicción, y va a aumentar el descontento de la gente por la represión y por los abusos de la Policía corrupta. (Tengo que aclarar que mi experiencia con los policías de tránsito es que, cuando ya han sacado la libreta para ponerme el comparendo sin que yo no les haya ofrecido un peso, me preguntan a qué me dedico, y cuando les digo que soy periodista, me han dejado ir sin comparendo y sin coima. Pero sí han hecho lo posible para que yo se las ofreciera).

Y para sosegar al país que está aterrado con los casos de violaciones de menores, al Presidente lo que se le ocurre es decir que va a pasar una ley para castigar a los violadores con cadena perpetua. Pero, primera pregunta: ¿Sí van a lograr detenerlos? Si hoy, a la mayoría de los violadores de menores, a quienes se les castiga con pena de veinte años de cárcel, no los cogen, ¿qué garantiza que si les imponen cadena perpetua sí los van a capturar? Y si los capturaran, ¿en qué cárceles los guardarían de por vida si ya hasta la Fiscalía anunció que, en algunos lugares, le va a tocar suspender las capturas porque no hay dónde albergar a los detenidos? Y hasta ahora, no se sabe que en el presupuesto hayan incluido partidas demasiado elevadas para construir cárceles... Y la pregunta más importante: ¿Cómo se va a combatir el machismo y se va a educar a los niños y a los jóvenes para que no se conviertan en violadores de menores en el futuro? El Presidente no ha dicho palabra al respecto.

De manera que políticas de prevención y de educación, no aparecen en ningún caso. ¡Sólo se les ocurre reprimir!

¡Qué pesar! Yo ya me había acostumbrado a vivir en un país donde se habían conquistado ciertas libertades… Pero ese país, de un momento a otro, me lo cambiaron…

***

Felicitaciones, Diego Martínez Lloreda por el merecido reconocimiento que, como editor acaban de otorgarle en el marco del Premio Gabo. El editor es el maestro, el nervio y el alma del periódico. ¡Enhorabuena!

Sigue en Twitter @patricialarasa

VER COMENTARIOS
Columnistas