¿Siente miedo en Cali?

¿Siente miedo en Cali?

Octubre 24, 2018 - 11:45 p.m. Por: Paola Gómez

En Cali se denuncian 29 robos de celulares al día, 4 de carros y 7 de motos. En ese mismo lapso, según ‘Cali como vamos’, se cometen hurtos en 8 establecimientos de comercio y en seis residencias. En Cali asesinan en un día ‘bueno’ a 2 o 3 personas y en uno malo, a 5. El martes, por ejemplo, hubo cinco homicidios y en lo que va corrido de octubre, sin contar los de ayer y hoy, van 64.

En Cali han sido decomisadas este año, hasta el pasado 9 de octubre, 1084 armas de fuego. Y en una investigación de este diario, expertos aseguraron que se cometen asesinatos con armas y carros alquilados para dicho fin. Incluso, que en ajustes de cuentas de ‘narcos’ se usan fusiles AK-47.

En Cali la anarquía y el desorden son la regla y no la excepción. Muchas caravanas fúnebres son con disparos, pólvora y hasta asaltos en el camino, rumbo al cementerio. El parrillero hombre es amo y señor de las vías. Y en una ya muy denunciada práctica, se cometen hurtos en moto con parrillera mujer, para despistar a las víctimas.

En Cali se han cometido este año 18 feminicidios; 18 mujeres fueron asesinadas por su pareja o su expareja. Y muchas de ellas habían denunciado a su agresor.

Las noticias de hurtos en conjuntos residenciales, en los semáforos, en el MÍO, en las calles a plena luz del día o en la noche son constantes. Y es tanta la inseguridad que nos ha tocado asumir a la brava el dichito aquel de no dar papaya, porque si a usted lo roban no es culpa del ladrón, la culpa es suya.

Lo siento. Sé que se han hecho muchos esfuerzos, que incluso se ha pensado en reforzar la Policía con seguridad privada, porque los policías que anunciaron con bombos y platillos hace vaaaarios días no llegan. Y quién sabe si llegarán.

Que los muertos de sicariato son fruto de los líos del Pacífico que confluyen en Cali me parece una libreteada y cómoda respuesta ya, cuando sabemos que esta ciudad está infestada de narcotráfico. Que hay que celebrar las reducciones históricas de homicidios en los últimos 25 años en tal y pascual mes, cuando tenemos una tasa de 51 homicidios por cada 100.000 habitantes me resulta consuelo de bobos.

No sé cuál sea la solución, si darle la prioridad sobre todas las cosas a una política pública de seguridad con presupuesto y con dientes; si pedir más policía, si hacer cumplir las normas, si la Justicia debe ser más ágil, si instalar un bloque de búsqueda contra las drogas, si el patrullaje militar en toda la ciudad... si todas las estrategias juntas.

Pero hay que hacer algo y urgente, porque esta Cali a la que amamos tanto se nos está yendo de las manos, hoy más que nunca. No podemos vivir atrapados en ella, condenados al miedo ambiente, a la paranoia, a la política de la papaya. Y esto no es hacer terrorismo, es relatar la cruda verdad.

Después de haber leído todo esto, le pregunto apreciada lectora, apreciado lector: ¿Siente miedo en Cali?

Sigue en Twitter @pagope

VER COMENTARIOS
Columnistas