Se buscan líderes

Se buscan líderes

Junio 16, 2011 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

Cali está urgida de liderazgo. Y no necesita más retórica al servicio de la justificación. Ni le hace bien que sus líderes esperen que las soluciones lluevan del cielo. O, como ha ocurrido en los últimos años, que le vengan a arreglar los problemas que fue incapaz de enfrentar. Este es quizás el sumun del mensaje que en entrevistas a El País entregaron el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, y el director de la Policía, general Óscar Naranjo. Y es sin duda un diagnóstico duro pero real de una ciudad “donde la autoridad está desvanecida” y donde “no hay que buscar razones internacionales en la raíz del problema, cuando esas mismas razones afectan a Medellín, Bogotá y Barranquilla y, sin embargo, no tenemos esa siniestralidad ahí”.Más claro no canta un gallo. Las palabras del Alcalde frente a los empresarios, durante la visita del Ministro y el general Naranjo fueron desafortunadas. “No estamos tan mal… el problema de las drogas es transnacional”…, incluso dijo aún no estar seguro si apoya o no la legalización del consumo, cuando ese no era el meollo del problema. No por lo menos en Cali, la ciudad donde él hipotecó la Secretaría de Gobierno todo su mandato y ahora estamos viendo los resultados. No desconozco que el Alcalde se la ha jugado toda por adelantar proyectos de ciudad, que hasta hace un par de años eran impensables. Pero que subestimó el problema de la seguridad, que en la percepción ciudadana es el más preocupante, no hay duda alguna.En esa falta de liderazgo tampoco queda exenta la clase empresarial, pues muchos de nuestros notables prefirieron dedicarse a sus emporios y darle la espalda a la ciudad, que es más que su simple lugar de vivienda. O algunos concejales que poco tenemos que recordar y si recordamos no es por sus iniciativas loables sino por facilitar la venta de un club, cambiando el uso del suelo o por elegir un contralor que estaba inhabilitado.No más. Que este Plan de Choque no sea sólo en materia de seguridad. Que sea una oportunidad para recobrar el amor por Cali. Que ese liderazgo que tanto urgimos deje de ser parte de un diagnóstico o de una nostalgia. Por eso hoy, debemos tener claro a quién le vamos a entregar la administración de nuestra ciudad, en las elecciones de octubre.Porque, como lo dijo el Ministro de Defensa “hay cosas que no se pueden hacer con dinero. Es actitud, es liderazgo, es convocar a la gente. Y sólo los líderes pueden agenciar esos cambios”.El comentario sangrón: Como la más profunda de las decepciones amorosas. Como la más horrible de las noche. Así duele en el alma ver la debacle del Partido Verde. La esperanza de una política renovada se nos esfumó de las manos. Qué desengaño.

VER COMENTARIOS
Columnistas