La rebelión de los afro

La rebelión de los afro

Septiembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

“No nos representan. No le han dado un golpe a la tierra por los negros. Les dio miedo hacerse contar en la circunscripción ordinaria y se hicieron elegir con votos de maquinaria. Están auspiciados por la maquinaria de Yahir Acuña (hijo político de Enilce López, alias la Gata). No obtuvieron votos en los territorios afro. Trastearon los votos. Son dos politiqueros”.Las frases provienen de los impulsores de las tutelas y demandas contra la elección de María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco, como representantes por las curules afro. Frases que han sido replicadas por un amplio movimiento de indignados en Colombia, que rechazan y reprochan que dos políticos reconocidos por militar en partidos tradicionales se hayan inscrito como afros, de la noche a la mañana.Llevan meses dando la pelea. Interpusieron demandas y tutelas. Antes de las elecciones de marzo demandaron ante el Consejo Nacional Electoral la inscripción por las negritudes, de los controvertidos políticos: la perdieron. El lunes, la audiencia pública que tuvieron en el Congreso terminó en zambra: la sabotearon. Y el martes, el Consejo de Estado negó la petición de suspender la elección de Bustamante y Orozco: otro revés en su lucha.Aún les falta una tutela y una demanda por fallar. Con la tutela temen que el Consejo Superior de la Judicatura se incline a favor de los dos políticos elegidos. Dicen que la maquinaria de Yahir Acuña tiene a varios magistrados de su lado. Y que en ese caso, aguardarán que la Corte Constitucional, someta la tutela a revisión. Si nada resulta, han pensado, incluso, en interponer una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. No van a dar su brazo a torcer.Saben que hay quienes han entendido esto como una lucha del negro contra el blanco. Al final, lo que más les molesta no es que Bustamante y Orozco sean mestizos, si no que no los representan y en cambio simbolizan las más viciadas prácticas de la política tradicional.También han reconocido que esta crisis los unió. Entendieron que las luchas atomizadas y los celos profesionales les hacían daño. Decidieron que frente a la pérdida de un derecho que les pertenece, el camino era trabajar juntos. Y han admitido que muchos de sus representantes en el Congreso no han dejado huella.Hoy, gran parte de la opinión pública está de su lado. Y han capitalizado este hecho, para demostrar también que la exclusión y la falta de representatividad afro sucumbe todas las esferas del poder. Quizás pierdan esta batalla, pero no piensan perder la guerra. Al final, el movimiento #LasCurulesAfroParaLosAfros lo que nos está dando es una lección de defensa genuina de los derechos, cuando claramente los derechos han sido usurpados.

VER COMENTARIOS
Columnistas