Sí, sí o sí

Sí, sí o sí

Septiembre 20, 2016 - 12:00 a.m. Por: Miky Calero

Sí, quiero vivir en paz. Sí es positivo, No es negativo, me gusta el positivismo.Sí, creo que tenemos la oportunidad de escribir una nueva historia para Colombia.Sí, es el tiempo para empezar a cambiar costumbres corruptas arraigadas en nuestro país que hacen sufrir a millones de personas, no sólo por las guerrillas sino por los corruptos de cuello blanco.Sí, a mejorar los sueldos de los educadores y disminuir el de los congresistas. Más plata para la cultura menos plata para las armas, más oportunidades para los más necesitados. Si se tiene que hacer por una reforma constitucional o una constituyente, bienvenido sea. No más gobernadores y alcaldes que se roban la plata de los niños. No mas ‘Gatas’ y falsos benefactores. No más procuradores inquisidores.Sí, a que si la guerra sigue, vayan a el frente de batalla no sólo los pobres sino los hijos de los más ricos, los nuestros.Sí, a una mejor repartición de la tierra y la devolución de ella a los que les fue arrebatada por la fuerza de los fusiles y de los ‘vivos’.Sí, a que no haya más Interbolsas, Estravales y carruseles de contratación en la salud y la educación. No más desfalcos financieros como los de Reficar y los millones de pesos que se les roban a los ahorradores incautos. Triste que a los responsables se les de casa por cárcel.Sí a que las Farc pidan perdón y reparen a sus víctimas, igual que los de Interbolsa. La reparación en Colombia se debe hacer desde muchas partes y mientras no suceda, va a ser muy difícil llegar a una paz verdadera, ya es hora que todos asumamos nuestra responsabilidad en todo este despelote. No más ‘rasgaduras de vestiduras y mirar la paja ajena.’Sí a un agro dinámico con políticas incluyentes para los campesinos que madrugan a recoger lo que usted y yo más tarde nos comemos en nuestras cómodas mesas o nuestros clubes. Es importante que los desplazados vuelvan a sus tierras y desestimular que vengan a engrosar los cinturones de miseria en las grandes urbes. Allí está la verdadera paz, en el campo, en las selvas, en los páramos en donde nace el agua y la vida.Sí, a la erradicación de cultivos ilícitos sin glifosato, sino reemplazándolos con otros cultivos, más arroz, más plátanos, más tomates, más comida para que no haya niños con hambre, Sí, Sí y Sí.Sí a unas superintendencias que no permitan los monopolios ni que los grandes le metan la mano al bolsillos de los pequeños… Sí más equidad, más compasión, más bienestar para todos, más transparencia, menos burocracia, menos mermelada, más justicia, no sólo cárcel para los de ruana, mientras los ‘poderosos’ la tienen en la casa.Sí, Sí, o Sí sueño con un mejor país para mis hijos y nietos, voto por el Sí.

VER COMENTARIOS
Columnistas