Rectificación

Escuchar este artículo

Rectificación

Septiembre 30, 2019 - 11:45 p. m. Por: Miky Calero

Deseo rectificar algo de lo que escribí en mi última columna sobre la CVC. Allí menciono que la gran mayoría de sus funcionarios son personas comprometidas con su misión, gente honesta, y aplaudí los logros de la entidad. Pero también digo que hay unos ‘focos de corrupción’. Rectifico, no tengo pruebas para afirmar esto último.

Me basé en lo que leí en las páginas oficiales de la Procuraduría General de la Nación y de la Contraloría General de la República. Hay procesos en investigación y como son procesos en los que aún no se ha proferido fallo absolutorio o condenatorio, no se puede aseverar nada distinto que su existencia. Esperemos que los entes de control determinen si hay o no responsables de actos que merezcan o no reproche legal.

Ratifico lo expresado en la columna en cuanto a que según concepto del Dpto. Administrativo de la Función Púbica y Sentencia de la Corte Constitucional (artículo 28 de la ley 99 y modificada en el artículo 1 de la ley 1263 del 2008), el Director de las CAR solo puede ser reelegido una vez. Si se le quisiera dar una interpretación distinta podría llevar a que en caso que el Director fuese reelegido una vez más, cobrase vida una Acción de Cumplimiento, que pudiera hacerle perder su cargo y eso nos llevaría a el desgobierno y a un caos que no quisiéramos le sucediese a nuestra Corporación y Autoridad Ambiental.

Respecto a lo que en esa columna afirmo sobre el desgaste institucional y económico que se genera cuando no se toman medidas preventivas para mitigar los riesgos de incendios, lo reitero. Reforestar siempre es válido en este momento planetario y es propicio hacerlo en épocas de invierno, pero si las siembras no se cuidan de los veranos y los incendios, es mucho esfuerzo y recurso perdido.

Tomará años remplazar el bosque secundario que se quemó en Cristo Rey, Dapa y Yumbo. He participado en muchas siembras en el cerro sin tener resultados visibles, y solo en el Mameyal, fruto del trabajo de conservación de sus habitantes se ha logrado tener un bosque secundario con nacimientos de agua para bien de la fauna allí existente. En los últimos incendios se ha perdido parte de ese bosque. ¡Triste!

Sí tengo pruebas cuando digo que después del incendio de agosto 2018 donde se quemó de manera contundente el cerro de Cristo Rey, unas semanas después nos reunimos en la oficina del Director con presencia de la comunidad, Bomberos y directivos de la CVC y se nos prometieron tres cámaras, restauración de unos tanques de agua para mitigar posibles incendios y unos bate fuegos. Un año después, en la última conflagración de sept. de 2019 nada de eso estaba en funcionamiento, cualesquiera sean las razones de su no ejecución, el fuego no distingue si se han cumplido o no trámites presupuestales. Simplemente arrasa con todo lo que encuentra a su paso.

Nunca dije, ni sugerí que los incendios los causan las instituciones, y añado, aquí no hay nada personal, estoy del lado de nuestra Corporación. Mi preocupación es meramente por dejar un mejor planeta para mis hijos y que se haga lo correcto bajo la ley que respeto.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS