Idiota útil

Idiota útil

Mayo 13, 2019 - 11:45 p.m. Por: Miky Calero

Hace poco un colega, columnista de este diario y a quien no solo respeto si no que somos grandes amigos, escribió que los ambientalistas y columnistas que nos oponíamos al uso del glifosato, éramos ‘idiotas útiles’. Bueno, si ser defensor de los recursos naturales me hace eso, quiero decir, soy un orgulloso idiota útil.

El colega manifiesta haber consultado Wikipedia, donde decía que el glifosato no es dañino para la salud humana. Me tomé el trabajo de investigar bien sobre el tema y encontré estudios científicos donde demuestran los peligros del uso del plaguicida, como los publicados en el 2001 por la OMS que lo clasifican como elemento de riesgo para la salud humana, o Iarc, La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, que lo incorporó en la lista 2A como uno de los probables carcinógenos para humanos luego de pruebas contundentes que probaron que es sí es carcinógeno para animales de laboratorio. No es otra cosa que un veneno que mata.

Pero lo más triste de todo es que en sus argumentos no se tiene en cuenta que esas aspersiones aéreas no solo caen en las siembras de la hoja de coca si no en las casas de los campesinos, sus cultivos, sus aguas, y también sobre la fauna.

Me pregunto, ¿será que los defensores del uso del glifosato les gustaría que sus fincas o sus piscinas fueran rociadas con ese veneno?

La coca es una planta medicinal que se ha usado por siglos, el problema es cuando la convierten en cocaína. ¿Por qué más bien no acabar con los laboratorios y de esa manera realmente interrumpir la cadena que haría inviable sembrar coca para ese fin, en vez de fumigar miles de hectáreas con las consecuencias sabidas? ¿Será que los dueños de laboratorios manejan suficiente dinero y poder como para que ya no sea ‘conveniente’ atacarlos?

Mientras haya consumo, habrá negocio. Mientras sea un negocio rentable siempre existirá. Finalmente todo se trata de plata y poder, mientras los campesinos no tienen ninguno de los dos. No acabemos con la naturaleza solo por comprarle glifosato al monopolio de Monsanto.

Bueno y si soy idiota útil por oponerme al fracking, al Puerto de Tribugá o a la deforestación de la Amazonia, soy un idiota útil elevado a la 44 potencia.

Me pregunto también, ¿será que los que apoyan con fervor al gobierno actual que aprobó en su Plan de Desarrollo (o más bien subdesarrollo) cualquier cantidad de iniciativas que atentan contra los recursos naturales, no son idiotas útiles? ¿Por qué las decisiones de una sola persona que se niega a dejar el poder, son para ellos la última palabra y no se ponen en duda sus actuaciones y órdenes, como si fuera un mesías poseedor de la única verdad?

¿Quiénes serán los idiotas útiles?

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas