Pance: de paraíso a infierno

Pance: de paraíso a infierno

Agosto 19, 2019 - 11:55 p.m. Por: Mario Fernando Prado

“Estamos sitiados. Ya no podemos salir de nuestras propias casas”. “El nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, POT, diseñado por un bogotano acabó con este barrio y sus alrededores”. “Dejen de engañar a los compradores ofreciéndoles agua, alcantarillado y redes eléctricas”.

Estos y muchos más comentarios me han llegado por parte de moradores de la Comuna 22 que, incluso y en medio de su desesperación, han pensado en independizarse de Cali.

“Aquí pagamos los impuestos más altos de la ciudad y además a las constructoras les cobran unas sobretarifas para que puedan construir en altura, lo cual es un absurdo. ¿Para dónde se va esa platica? A subsidiar obras en otros barrios, sin que al sector le quede un centavo”. Me escribe una indignada residente.

A pesar del cercano vecindario con la Clínica Valle del Lili, un veterano del sector expresa que por culpa de los permanentes trancones es imposible que llegue una ambulancia a recoger a un paciente y llevarlo a ese centro asistencial. “Si mucho llegará, aunque tarde, a su propio Te Deum”, concluyó con algo de gracia.

Con la entrada a clases de los colegios y las universidades la crisis de movilidad aumentará en un 30 % lo que producirá un colapso nunca antes padecido en Cali.

“Aquí no hay por dónde andar. Las demoras para avanzar diez cuadras son superiores a las dos horas en horas pico y de unos sesenta minutos en lo que antes llamábamos horarios normales”, subrayó un colega amigo.

Una comuna -la que al igual que Cali soporta un incremento de su parque automotor de más del 18% anual- se está asfixiando porque tiene una población de 14 mil personas, pero a la que llegan diariamente 180 mil cráneos más y no cuenta ni con vías ni con infraestructura para que al menos hagan pipí, lo cual es sin duda otra bomba de tiempo.

¿Cuál de los candidatos a la alcaldía de Cali le pondrá coto a esta situación con propuestas factibles y firmando un documento, que ojalá incluyera una penalización o unos cuantos latigazos a la luz publica, si no llegará a cumplir? Porque ya juró uno que dijo que para esa comuna, “nanai cucas”.

Porque la verdad es que a corto y mediano plazo no se ven en este momento sino comentarios desapacibles como “estamos trabajando duro en el tema” y otras explicaciones etéreas, seguramente de muy buena fe, pero que en la realidad, no son más que cantos a la bandera, porque Pance ha pasado triste e indefectiblemente de verdadero paraíso a total infierno.
¿Quiénes son sus diablillos?

***
PD: Con la muerte de Jorge Ernesto Holguín Beplat, Cali pierde a una de sus conciencias morales más connotadas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS