La culpa es de Lula

La culpa es de Lula

Octubre 28, 2018 - 11:45 p.m. Por: Mabel Lara

Estaba previsto, el candidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro es el nuevo presidente de Brasil.

Para muchos un nuevo Trump, para otros la otra cara de la política en Brasil tras el fracaso del gobierno de Lula Da Silva y su sucesora Dilma Roussef.

La llegada al poder de semejante populista, machista, xenófobo, homófobo y totalitario es sin lugar a dudas producto del gobierno de izquierdas que en los últimos años se vio envuelto en escándalos de corrupción en el Continente y en la nación suramericana.

El Lava Jato y Odebrecht dejaron muy mal parados a los defensores de las minorías (negros, pobres, Lgtbi, mujeres) en Brasil, es el momento de las mayorías que tienen hastío de los discursos integradores que por más de una década los dejaron por fuera con pésimos resultados económicos.

Bolsonaro ganó bajo la misma fórmula que han venido haciendo los gobiernos de turno, quienes han leído el cansancio de los votantes. Recurrió a la misma estigmatización y expresó los sentimientos más primitivos que se resguardan en las capas y capas de hipocresía de la sociedad latinoamericana.

No valieron las manifestaciones de las mujeres, de la comunidad Lgtbi e incluso de los negros en Brasil, el miedo al retorno de Lula y su gobierno de izquierdas ha sido más que suficiente para apoyar al populista.

Que él sea xenófobo, ultraconservador no importa, lo interesante es la seguridad económica y el rechazo al modelo fracasado que se tragó a Venezuela, Argentina y casi lo hace con Ecuador.

La culpa no es de Bolsonaro, sin duda la culpa ha sido de Lula y los resultados en las encuestas y las votaciones de hoy dan testimonio de ello.

El péndulo ahora está del otro lado, la crisis de las democracias liberales tienen un nuevo expositor. Comenzó la época Bolsonaro quien de la mano de Trump nos hará vivir un verdadero circo.

Sigue en Twitter @MabelLaraNews

VER COMENTARIOS
Columnistas