Escuchar este artículo

“Estoy hablando”

Octubre 11, 2020 - 11:45 p. m. Por: Mabel Lara

¿Quién es la Kamala Harris colombiana? Se preguntaron esta semana algunas personas en las redes sociales, a propósito del debate vicepresidencial entre el vicepresidente Mark Pence y la exfiscal y senadora californiana Kamala Harris.

Fue tan poderosa su presencia en el espacio de la campaña electoral que su frase “Vicepresident, im speaking” (Vicepresidente, estoy hablando) ha sido uno de los memes más compartidos en las redes sociales.

Kamala Harris es una senadora y exfiscal general que está haciendo historia como la primera mujer de raza mixta (de origen negro y asiático) que literalmente, si las encuestas funcionan, está a un suspiro de llegar a la Oficina Oval de la Casa Blanca. Se define a sí misma como la orgullosa hija de Shymala Gopalan Harris, quien luchó en el sur de la India por romper las tradiciones que obligaban a las mujeres de su país a dedicar su existencia solo a hacer el trabajo del hogar y a servirles a sus maridos en matrimonios pactados. Shymala salió de su país a los 19 años a estudiar ciencia en Berkeley y logró realizar un doctorado en Nutrición y endocrinología, antes de volverse una influyente investigadora de cáncer de mama.

Su padre, Donald Harris, nació en Jamaica y fue un estudiante brillante que llegó a California después de ser admitido por la Universidad de Berkeley para estudiar economía y se quedó trabajando como profesor ilustre de la Universidad de Stanford.

Como exfiscal de California Harris ha sido duramente criticada por el doble discurso de respaldar hoy la justicia social en épocas del movimiento Black Lives Matter que está presionando por introducir cambios, que ella no permitió se realizaran en el pasado como determinadora de la Justicia.

Pero lo realmente trascendente de Harris, no es lo que se dice de ella, sino lo que representa en la coyuntura electoral: es sin duda un modelo aspiracional. Como doble minoría hoy su figura toca la fibra sensible de la clase media norteamericana y de los millones de migrantes que llegaron a este país tras el sueño americano.

Compararla con algunas de nuestras mujeres poderosas sería desconocer el pasado y los orígenes de conflictos totalmente diferentes: el de raza y la emigración. Los asuntos de las mujeres en Colombia van primero de la mano de los derechos humanos y la batalla por llegar al poder; porque aún hoy siguen siendo muy pocas las que descollan como tomadoras de decisiones y son vistas en igualdad de condiciones que los políticos.

De lo que estamos hablando aquí es del ‘poder suave’ de los Estados Unidos en la cultura de Occidente y ver a Harris en la contienda electoral es una ruptura también de la mirada femenina en la política: simpática pero contundente, permite dilucidar un cambio generacional en el espectro de la toma de decisiones.

Harris es un hito en este país que hoy está combatiendo en las calles la deuda histórica que no ha podido resolver y es el asunto de los derechos civiles y la justicia social, su sola presencia en la campaña electoral es una trasformación histórica y es muy probable que la veamos haciendo respetar su voz por varios años más.

Sigue en Twitter @MabelLaraNews

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS