¡Es la educación, maestro!

¡Es la educación, maestro!

Mayo 26, 2019 - 11:45 p.m. Por: Mabel Lara

Acaba de publicarse en Colombia el estudio de la fundación Reduca -Empresarios por la educación- bajo el título ‘Aprender es más’, que intenta vislumbrar la situación de la educación en América Latina y los compromisos que debemos adquirir como sociedad para eliminar las barreras de acceso y calidad de la educación en nuestros países.

La investigación muestra el evidente rezago de América Latina y pone de manifiesto, por ejemplo, cómo los resultados de las pruebas Pisa en 2015 desnudaron nuestra realidad: ocupamos los últimos puestos del ranking internacional en materia de calidad educativa porque pese a que muchos de nuestros niños y jóvenes ingresan a las aulas lo que están aprendiendo no es suficiente para enfrentarse a los retos del Siglo XXI.

En otras palabras, estamos fracasando en el modelo educativo. Más niños están ingresando a estudiar pero el conocimiento que están adquiriendo no se acomoda a las realidades del mundo de la información y estamos en enorme desventaja con países como Estados Unidos o los de Europa.

La desigualdad es el problema más crónico y generalizado en América del sur. Con 186 millones de pobres (Cifra Unesco 2016) somos en la actualidad la región más desigual del Planeta, lo que agrava las brechas de inequidad y pobreza y se constituye en una de las principales causas del rezago de la educación.

En Colombia el informe Reduca reconoce los esfuerzos que se han hecho en materia de cobertura, pero llama la atención sobre la situación de los niños que se encuentran en las zonas rurales y pide focalizar la atención en el campo; debido a que de cuatro colombianos uno vive en la zona rural, y esta es la población que representa mayores atrasos y cifras de deserción escolar.

Tangencialmente también menciona que la inversión es importante y no debemos jugar el juego de la mojigatería o doble moral: la educación necesita inversión, necesita plata para reformar los pénsum, y esta es sin lugar a dudas una decisión política que muestra por ejemplo como Chile (país con los mejores indicadores de calidad y pertinencia en educación) invierte 21.76% de su gasto público en educación, mientras Colombia solo invierte 3,5% (cifras Reduca) lo que podría entregarnos algunas respuestas de por qué estamos como estamos.

Según el instituto de estadística de la Unesco, “aumentar los años de escolarización entre los adultos (las personas de 15 años o más edad) en dos años ayudaría a sacar de la pobreza a casi 60 millones de personas. Alcanzar la universalización de la enseñanza primaria y secundaria en la población adulta ayudaría a sacar a más de 420 millones de personas de la pobreza”. Es decir, más de la mitad de la población de América Latina podría salir de la pobreza si focalizamos los esfuerzos en los temas educativos, lo único que nos falta es conseguir quién se le apunta a semejante reto…

Sigue en Twitter @MabelLaraNews

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS