La pelea semanal

La pelea semanal

Junio 26, 2011 - 12:00 a.m. Por: Luis Guillermo Restrepo Satizábal

Uribe contra el Ministro del Interior y la Justicia. Uribe contra la Comisión de Acusaciones. Uribe contra la Corte Suprema de Justicia. Uribe de nuevo contra el Ministro del Interior y la Justicia, ahora en calidad de Ministro Plenipotenciario.Y el Ministro del Interior y la Justicia contra el Vicepresidente de Colombia. Y el Vicepresidente de Colombia que no se deja y grita, como si fuera cierto, que a él “lo eligieron nueve millones de colombianos”, lo que, según él le da derecho a decir lo que se le venga en gana, sin importarle si contraría las directrices del gobierno. Y a confundir en forma desconcertante la suspensión de penas a desmovilizados con el indulto a paramilitares. Y el Ministro del Interior que no se deja y le da argumentos al Vicepresidente populista que desde ya y desde el interior del gobierno hace campaña descarada para competirle en el 2014 al Presidente que lo escogió como fórmula presidencial. Y el Vicepresidente populista que despotrica contra todo lo que se le ocurre, adquiere perfil de prócer y se pone en Cali el casco de pelota de fútbol para hacer populismo barato con las obras que realiza el alcalde Ospina.Y el Ministro del Interior y la Justicia que con arrogancia cobra los éxitos de la legislación como si fueran de él y de su partido el Liberal, mientras sus amigos de Cambio Radical realizan vergonzosas alianzas con el PIN, o lo que queda de Martínez & Abadía, para elegir alcalde en Palmira y a Useche, ex secretario de Salud del Valle y conocido de autos, como gobernador del Departamento. Y de nuevo los rifi rafes con Piedad Córdoba, como si Uribe quisiera graduar a doña Teodora de contradictora legítima del Presidente de la República con mayor reconocimiento en la historia reciente. Y los que tratan de deslegitimar la Justicia, como si nadie se diera cuenta que pretenden mostrarse como víctimas de la persecución de la Corte en los procesos que les siguen por hechos anormales. Y los José Obdulios que casan peleas para desviar el interés sobre los procesos que se siguen en su contra. Y el Procurador que sigue con los procesos contra los funcionarios corruptos, pero no puede actuar contra José Obdulio porque él apenas fue un asesor contratado por el Convenio Andrés Bello para “colaborarle” al presidente Uribe. Y los que tratan de involucrar a los Militares en sus peleas contra el gobierno de Santos. Y el presidente Juan Manuel Santos que permite la penosa pelotera entre su Ministro del Interior y la Justicia y su Vicepresidente. Y los periodistas que ya cansan de insistir en que todo lo que hace Santos responde a sus dotes de jugador de póquer. Y Uribe que se agarra a cada rato con Santos. Y Santos que habla de extrema derecha en sus peleas con Uribe. Y los liberales que tratan de capitalizar los aciertos del gobierno, en un acto de oportunismo vergonzoso. Y los conservadores que naufragan en la incapacidad para impedir las garroteras por sus avales para gobernaciones y alcaldías. Y el Partido de la U que a diario desnuda su naturaleza clientelista, desconociendo y derrotando a su inspirador, cómo no, el expresidente Uribe. Son las peloteras a las que quedó reducida la política por culpa de quienes convirtieron a los partidos y los cargos públicos en sus agencias personales.

VER COMENTARIOS
Columnistas