Todo en su justo medio

Escuchar este artículo

Todo en su justo medio

Julio 12, 2020 - 11:35 p. m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

Una tercera vía, se está proponiendo para enfrentar la emergencia sanitaria y económica. La opción es controvertida y va ganando fuerza, especialmente entre países que han aplanado sus curvas de contagio. La epidemióloga Sunetra Gupta de Oxford University, lo ha puesto sobre la mesa al afirmar: la cuarentena no es una respuesta solidaria.

Cuando el mundo se enteró del Covid-19, la salud pública y el trabajo de científicos y médicos cobró relevancia. La humanidad dio un giro en sus prioridades y escuchó las recomendaciones de los profesionales de la salud que fueron la guía de la política pública. Confinarnos, cuidar la asepsia, usar los tapabocas, ha sido el modo de aplanar la curva de los contagios y dar el tiempo suficiente al sistema de salud para atender a los enfermos graves.

Con el tiempo, la dinámica del confinamiento afectó todas las esferas de la vida y emergieron problemas inéditos con desafíos emergentes. Una de las dimensiones que empezó a ser más afectada fue la económica, especialmente en el caso de las personas cuyo trabajo no podía realizarse a través de medios telemáticos. Después de la debacle económica y relacionado con esta esfera de la vida, otras actividades humanas entraron en crisis, la educación, el comercio, las industrias culturales, los deportes, la agricultura y hasta las prácticas y ritos religiosos.

Al inicio de la cuarentena se afirmaba que el mundo no volvería a ser igual después de esta experiencia, pero en tanto pasaron los días y las inequidades, la pobreza y la vulnerabilidad de unos cuantos se profundizaron, aparecieron nuevas voces pronosticando que todo regresaría a la ‘antigua normalidad’ tan pronto las dificultades económicas y la tensión emocional del confinamiento superaran el miedo al contagio.

No es fácil asumir una posición definitiva frente al tema. Los que creen en la ‘inmunidad del rebaño’ son confrontados con los casos de países en el mundo que han sido muy flexibles con el confinamiento. Estados Unidos, Brasil, México o Chile, son lecciones para no repetir. No obstante, el cierre prolongado está estrangulando la economía mundial y condenando a muerte a la población más pobre y vulnerable.

En una situación de crisis generalizada como esta, la tercera vía de Sunetra Gupta, nos pone a pensar. Gupta señala que lo verdaderamente altruista podría ser abrir de forma controlada el mundo a las personas sanas y con mayores condiciones de sobrevivir, para lograr mayores niveles de inmunidad que beneficien a los más frágiles. Para ella el problema no es solamente cuántas muertes hay por el virus, sino cuántas complejidades estamos viviendo y qué podemos hacer, no solo desde el punto de vista de salud, sino estético y profundamente humano.

Con la crisis en tantas dimensiones, esta idea empieza a cobrar fuerza. La mayor limitante puede ser la de la cantidad de pruebas disponibles para identificar a la población sana que es transmisora y a los enfermos. Gupta dice que ya estamos asumiendo un gran riesgo porque no ha habido las pruebas suficientes ni siempre se hacen. Asumir este riesgo en forma consciente puede ser un paso adelante para superar la crisis.

Mucho para pensar en esta tercera vía que para ella es un justo medio. ¡Ese justo medio que Aristóteles tanto recomendó en la Ética a Nicómaco!

* rector Universidad Javeriana Cali

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS