Escuchar este artículo

En el centro, la dignidad humana

Agosto 09, 2020 - 11:35 p. m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

En días pasados tuvo lugar la entrega simbólica que hizo el Ejército a la Comisión de la Verdad de 16 libros, cuatro informes y seis casos, en los cuales las Fuerzas Armadas de Colombia aportaron sus testimonios, casos e investigaciones realizadas en el marco del conflicto armado.

En el marco de este acto, el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la no Repetición (CEV), tuvo la oportunidad de dirigirse a los comandantes de las Fuerzas Militares y expresarles un mensaje que nos permite reflexionar y sacar conclusiones muy fructíferas, que nos sirven como clave de lectura para la actual coyuntura por la que atraviesa la situación política de nuestro país. Valdría la pena que los caleños y vallecaucanos escucharan la intervención, porque nos invita a generar un cambio de actitud y aportar ese granito de arena con el que cada uno podría cooperar para la reconciliación. (Al final les dejo el link).

El padre de Roux manifestó que “ninguna institución es sagrada, ni siquiera el Vaticano donde está el papa Francisco, y tampoco el Ejército ni la grandeza militar del Pentágono de Estados Unidos. Lo sagrado es el ser humano, la vida”. Y también le pidió al general Zapateiro que se reconociera desde las Fuerzas Militares los crímenes que han cometido y los exhortó para que “no vayan a hacer ustedes lo que hace las Farc cuando dicen que no han vinculado niños a la guerra”. Por su parte, el general Zapateiro, mostrándose receptivo, contestó diciendo: “Aquí hay un soldado que seguirá plenamente todos los protocolos (...) Haré todo lo que me sea posible para sumarse a esta labor titánica que lidera usted”.

Es fundamental ese cambio de forma de asumir posición frente al país, pues si no lo hacemos sencillamente quedamos atrapados en una manera reactiva, negativa y que no nos dejará construir hacia adelante. Por ello, creemos que las palabras del padre de Roux pueden ayudarnos a dar el paso. Esto lo podemos lograr poniendo en el centro, no a la lealtad a las instituciones, sino la dignidad humana. Este es el cambio fundamental.

Debemos seguir apostándole a la reconciliación. El conflicto barbarizó a muchos y deshumanizó a buena parte de sus actores. Así se cometieron crímenes de lesa humanidad, que todos queremos dejar atrás. Por ello, hay que reconocer que esa degradación, por activa o por pasiva, los tocó a todos. Y hay que reconocerlo. Debemos decirnos la verdad para poder pasar la página.

Como sociedad es nuestro derecho y así convertirlo en un deber, el darnos una segunda oportunidad, alejándonos de los extremos y esforzarnos por encontrarnos como hermanos. La reconciliación es la clave fundamental, puesto que, a través de ella, nos permitiremos construir una nueva confianza, para tejer nuestras relaciones como sociedad en nuestro país.

Para los que creemos en el éxito de los procesos sociales, la resiliencia de las personas y del triunfo de la razón sobre los instintos primarios, compartimos un anhelo, y es que esa reconciliación estuviera acompañada del perdón. Así nuestros corazones se aliviarían y todos tendríamos una mejor calidad de vida.

El link de las palabras del presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, ante el Ejército Nacional. www.spreaker.com/episode/40065431

*rector Universidad Javeriana Cali

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS