Alerta con los lixiviados

Escuchar este artículo

Alerta con los lixiviados

Junio 18, 2018 - 12:59 a. m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

Fruto de la reforma administrativa de la Alcaldía en el año 2016, se creó la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales (Uaespm), a la que se le asignó, entre otras cosas, la dirección y elaboración de los planes del manejo integral de los residuos sólidos, alumbrado público y servicios funerarios. Debido a los temas electorales, ha pasado un poco desapercibida la renuncia de Rubén Olarte, exdirector de la Uaespm.

Pero el contexto de esta renuncia resulta preocupante. Tras una serie de controles políticos realizados desde el Concejo de Cali, se evidenció la inoperancia de la planta de tratamiento de lixiviados de Navarro (antiguo basurero que fue cerrado hace varios años), y que desde septiembre del año pasado está parada. En un llamado a la Uaespm y a la Alcaldía, el Concejo caleño señaló que no fueron comprometidas las vigencias futuras que habían autorizado por cerca de 7.900 millones de pesos (Acuerdo Municipal No. 428 de 2017) para garantizar la operación de la planta hasta el año 2019.

A la fecha, la planta ha acumulado cerca de 280 mil metros cúbicos de lixiviados, las piscinas tienen capacidad para 430 mil. Según la Uaespm la Planta puede tratar cerca de 7 mil metros cúbicos mensuales, es decir que tratar los 240 mil acumulados tomaría cerca de tres años, sin contar los nuevos depósitos que llegan diariamente. Esta advertencia también la ha formulado la Contraloría.

De no llevarse a cabo una intervención, no solo se van a desgastar los equipos de la planta, sino que se rebozarían los lixiviados. Aquí estamos hablando de unas piscinas toxicas que podrían contaminar las aguas subterráneas y esto no es lo mejor para el cuidado ambiental y sanitario de la ciudad.

El nuevo director de la Uaespm es Alejandro Arias, quien dio apertura la semana pasada a un nuevo proceso de contratación para la operación de esta planta. Este proceso licitatorio es para tratar cerca de 45 mil metros cúbicos para lo que resta del año. Según un estudio de la Universidad del Valle cada segundo que pasa, se suman siete litros de lixiviados a las piscinas.

Esta información la encontramos en el más reciente informe del Observatorio Cali Visible, quienes producen información de interés general, sobre los asuntos de la administración, a través del seguimiento de las dinámicas generadas en el seno del Concejo y la Asamblea.

Para hacerse una idea de las dimensiones de lo que está en juego, si una piscina olímpica tiene aproximadamente un volumen de 2500 metros cúbicos, en este momento la planta de lixiviados de Navarro es el equivalente a 112 piscinas olímpicas.

Por lo anterior será necesario que la ciudadanía, la academia, el empresariado y la institucionalidad estemos alertas a esta situación, ya que es una responsabilidad compartida con la ciudad y nuestros recursos públicos y ambientales. Debemos cuidar nuestros recursos presentes y garantizarlos para las generaciones futuras.

*Rector Universidad Javeriana Cali

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS