Para vivir mejor

Para vivir mejor

Enero 31, 2015 - 12:00 a.m. Por: Julián Domínguez Rivera

Decía Steve Jobs que innovar es todo aquello que aún la gente no sabe que necesita. Quién pone en duda que sus innovaciones mejoraron la vida de muchas personas en campos como la comunicación, pero también en la salud, la movilidad del ser humano y aún en su forma de disponer del tiempo libre y el entretenimiento.Entonces innovar no es un embeleco de científicos ‘chiflados’ encerrados en sus laboratorios produciendo cosas que nadie usará en el tiempo. Es cómo lograr mejores productos, mejores procesos y mejores costos a partir de hacer las cosas de manera distinta, lo cual reconoce y aprecia el consumidor.Es fundamental, entonces, que la innovación esté más involucrada en el día a día de las empresas y en los pénsum académicos, y contrarrestar la idea común que la asocia a laboratorios especializados, grandes inversiones o largos períodos para que sus resultados puedan llegar a ser aplicables.La realidad es que, gracias al impulso del Gobierno Nacional y de algunas entidades privadas, se vislumbra en el país un ambiente más tangible para promover la innovación aplicada a las necesidades del sector empresarial. Es decir, el tipo de innovación que se requiere para promover el desarrollo productivo y la generación de empleo, traducido esto en la creación de nuevos productos con valor agregado, la apertura de nuevos mercados y el crecimiento sostenido.Sobre este particular, recientemente fue presentado el nuevo plan estratégico de Colciencias, entidad encargada de promover la ciencia, tecnología e innovación en Colombia. Es de destacar la visión gerencial que la directora de este entidad, Yaneth Giha, le ha dado al plan y también que éste involucre más a las regiones en el tema de innovación a través de desarrollar sus amplias ventajas y capacidades e impulsar el desarrollo tecnológico empresarial.Una visión en tres tiempos hasta 2025 en una primera etapa con arraigo en incorporar la innovación a las regiones, iniciar megaproyectos y generar capacidades de primer nivel. Una segunda etapa que busca hacer investigación avanzada. Y una tercera dirigida a tomar la vanguardia a nivel internacional y crear una nueva generación de investigadores.Para lo cual, la producción científica deberá estar enfocada en tener gerencia y disciplina, buscar cómo hacer emprendimientos más sofisticados e innovación con metas como tener 3.000 nuevos PHD, 11.000 nuevos empresarios innovadores, 1.000 patentes y 50 Spin Off (empresas innovadoras de alto impacto a partir de firmas existentes), llegar a seis millones de niños y jóvenes con programas de sensibilización en innovación y adoptar las mejores prácticas de la Ocde.El país ha estructurado un Sistema de Competitividad e Innovación con una agenda identificada y una institucionalidad que si bien está definida debe contar con una mayor articulación, con el objetivo de ser más productivo, acceder a nuevos mercados y tumbar barreras que impiden ganar en eficiencia y ser más atractivo para la inversión. Para ello es necesario que iniciativas como las que lidera Colciencias y otras que deben estar claramente definidas en el Plan Nacional de Desarrollo, se implementen a través de un esquema de prioridades, responsables definidos, tiempos establecidos e indicadores de gestión, con un sistema de seguimiento que permita la mejora continua. Será este el camino que permita tener una mayor presencia en los mercados internacionales y diversificar la producción con el fin de tener un menor impacto frente a coyunturas como la actual del precio del petróleo. Se requiere entonces un compromiso sólido tanto de empresarios y líderes regionales así como del Gobierno para que la agenda se cumpla. Las condiciones están dadas.

VER COMENTARIOS
Columnistas