Estado moderno y eficiencia productiva

Estado moderno y eficiencia productiva

Agosto 24, 2018 - 11:35 p.m. Por: Julián Domínguez Rivera

El Estado es la forma en la que se organiza la sociedad para alcanzar el bien común. Para lograrlo, se requiere que quienes habitan esa sociedad ‘cumplan’ con su parte en el marco de los objetivos trazados. Lo contrario genera un desbalance que lleva a conflictos, inequidad, ineficiencias y rezagos.

La llegada de un nuevo Gobierno es la oportunidad de repensar las políticas necesarias para que nuestra sociedad avance, a través del Pacto por Colombia convocado por el presidente Iván Duque en pro de la legalidad, el emprendimiento, la equidad, la transparencia y la construcción de país.

Quiero centrarme en el tema del emprendimiento, protagonista del plan de reactivación económica del Gobierno. ¿Cómo fomentar el emprendimiento en Colombia?

La respuesta está en dos factores: el primero, las acciones de entorno que faciliten la dinámica empresarial, y, segundo, aquellas actividades que las empresas deben hacer para ser más eficientes.

Una primera condición para el emprendimiento es promover con urgencia la cultura de defensa del empresario, sobre todo de las pymes, que son el 99 % de las empresas que se crean anualmente, contribuyen con el 30,5 % del empleo nacional y aportan el 35 % del PIB.

Pero también facilitarles la vida. En días pasados Noticias Caracol emitió una nota sobre las dificultades que tuvo Javier Hernández, un pequeño empresario, para sacar adelante su fábrica de suelas, entre ellas los excesivos trámites y las dificultades para acceder al crédito. Su historia es reflejo de cómo las condiciones de entorno pueden obstaculizar el impulso empresarial.

Además, porque la tramitología es un factor de inequidad empresarial. Mientras una gran empresa cuenta con personal suficiente para surtir los procedimientos ante el Estado, un pequeño empresario debe enfrentarlos solo y de manera paralela vender, cobrar, distribuir, entre otras actividades fundamentales para su supervivencia.

De ahí, la necesidad de dar gran impulso a la propuesta de la Ventanilla Única Empresarial – VUE, para la creación, la operación y, por qué no, la liquidación de las empresas. Es decir, que acompañe durante toda su vida al empresario. Una verdadera instancia virtual que brinde todos los trámites de creación y operación de las empresas en Colombia desde las Cámaras de Comercio.

A la par que mejoran las condiciones de entorno para la gestión empresarial, es necesario avanzar el segundo factor para consolidar el emprendimiento: la eficiencia empresarial, dado que la productividad depende en un 65% de los esfuerzos internos de las firmas.

Un estudio realizado por Confecámaras y el Centro Nacional de Consultoría, que indagó qué están haciendo bien las empresas que crecen por encima de dos dígitos, encontró que invierten de manera consistente en innovación, estandarizan sus procesos, establecen incentivos para su capital humano y realizan alianzas con entidades que los ayudan a desarrollar sus habilidades gerenciales.

Un plan de reactivación sostenible demanda eficiencias tanto del sector público y como del productivo. Así Colombia podrá resistir mejor los choques externos que afectan a su economía, mejorar sus ingresos y desarrollar programas que ataquen las desigualdades sociales.

VER COMENTARIOS
Columnistas