Lo bueno de los malos

Escuchar este artículo

Lo bueno de los malos

Julio 01, 2018 - 11:50 p. m. Por: José Félix Escobar

No hablamos de dos despostas. Nos referimos a dos malos gobernantes que rigen los destinos de democracias consolidadas. El primero de ellos es Donald Trump, de quien nadie, al año y medio de su mandato, puede decir que se trata de un buen gobernante. Los Estados Unidos vive entre sobresaltos desde que este hombre de negocios llegó a las Casa Blanca.

Pero no cabe duda de que Trump ha logrado éxitos en diferentes aspectos de su labor gubernamental. La situación económica de los Estados Unidos ha mejorado en los últimos dos años. Solamente una gran potencia como la que preside Trump puede apartarse de compromisos ancestrales que la ataban y tomar actitudes arriesgadas como la de rebajar los impuestos. Pero es innegable que la economía norteamericana ha repuntado.

Nadie sabía cómo detener la espiral de barbarie que se vivía en Siria. Hasta que Trump ordenó a su ejército enviar una andanada de misiles contra la base aérea desde la cual partieron los aviones de combate Sirios que, contrariando las más elementales normas, usaron armas químicas contra la población civil. Y cuando el tirano al-Asad usó gas cloro contra una ciudad, Trump ordenó repetir los bombardeos. Parece que el déspota de Siria ha captado el mensaje.

Pero sin duda el mayor logro de Trump ha sido el acercamiento a otro tirano belicoso, el líder norcoreano Kim Jong-un. Esta ha sido una auténtica jugada de billar a tres bandas. Trump convenció a los chinos y a los surcoreanos para atenazaran al líder belicoso y lo convencieran de que la guerra de Corea terminó en 1953. Los chinos proveen el 80% de los insumos que requiere Corea del Norte; y los surcoreanos son hermanos de sangre. Así se logró distensionar una de las zonas más conflictivas del mundo.

En otro escenario, al presidente de Colombia lo sentenciaron la opinión pública y los últimos resultados electorales. Juan Manuel Santos, no obstante su afición por autoelogiarse, ha hecho un gobierno muy malo. La lista de los errores, metidas de pata y chamboneos de este gobierno es larga, bien larga. Pero surgen varios aspectos en los que el actual gobierno ha obtenido éxitos.

El plan educativo ‘Ser pilo paga’ representa hoy una importante herramienta de apoyo a los jóvenes universitarios más destacados para que culminen sus carreras. Por supuesto que a los estatistas no les ha gustado que en el plan de apoyo educativo se incluyan universidades privadas y sus críticas han sido permanentes. Pero la realidad muestra que actualmente de las tres mejores universidades del país una es pública y las otras dos privadas.

Hay un aspecto del gobierno de Santos que es destacable. Y es el constante apoyo que durante estos años se ha dado a la caficultura colombiana. Quienes sabemos del esfuerzo continuo de este sector por sacar adelante sus cultivos y la exportación del grano, tenemos que reconocer la ayuda que se les brinda a esos cientos de miles de compatriotas que siembran y cosechan café.

En lo personal creo que el mayor éxito del presidente Santos ha consistido en respaldar a toda hora al técnico argentino José Pékerman al frente de la Selección Colombia de fútbol…

***

A la senadora Claudia López hay que recordarle que la corrupción y el despilfarro son dos caras de la misma moneda. Gastarse 300 mil millones en un referendo anticorrupción es un gigantesco atentado contra el erario.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS