Gaviria: ojo con Gaviria

Febrero 24, 2021 - 11:40 p. m. 2021-02-24 Por: Jorge Restrepo Potes

No existe en el espectro político de Colombia persona mejor calificada para ejercer la Presidencia de la República que Alejandro Gaviria, exministro de Salud y actual rector de la prestigiosa Universidad de los Andes.

En Alejandro Gaviria se conjugan todas las virtudes que debe de tener un estadista, uno de verdad y no uno de pacotilla como éste que ahora habita la Casa de Nariño que no aporta a la solución, pues es parte del problema. Gaviria es economista de alta escuela, con títulos de varias universidades del país y del exterior. Filósofo que ha invertido muchas horas de su vida en el estudio de los grandes cultores de esa ciencia.
Escritor de reconocidos méritos, como se muestra en libros cuya lectura es regalo para espíritus selectos, como ‘Hoy es siempre todavía’, ‘Siquiera tenemos las palabras’, y ‘Otro fin del mundo es posible’, que lo elevan a una categoría superior en el estadio de las letras.

Un valiente que supo luchar contra la cruel enfermedad que lo atacó siendo ministro, pero de la que salió adelante con su tesón de arrecife, como decía su paisano Jorge Robledo Ortiz.

Excelente expositor de recinto cerrado, una conferencia suya es un viaje por el universo del arte, de la poesía, de las diversas ciencias que ocupan su mente privilegiada. En síntesis, Alejandro Gaviria es el hombre preciso para el momento preciso.

Preciso en este momento crítico por el que atraviesa Colombia, con un horizonte cargado de negros nubarrones, apenas asomándose a la puerta de salida de una pandemia atroz, que arrasó con los logros que habíamos alcanzado en disminución de la pobreza y en extensión de la clase media, hoy sumida en angustias sin cuenta.

Alejandro Gaviria es el hombre indicado para asumir el poder en 2022, y por eso ha surgido un movimiento de jóvenes que pretende promover su nombre como candidato presidencial, que ha tenido amplia acogida en todo el país.

Naturalmente, a Gaviria empiezan a surgirle pretendientes. Ahí aparece el primero César Gaviria que quiere ungirlo como candidato del Partido Liberal, lo que sería error tan tremendo que un hombre de la perspicacia del requerido no puede cometer.

Eso que hoy se llama Partido Liberal no representa la ideología a la que tantos colombianos hemos adherido por casi dos siglos. Lo que hoy hay es una organización parlamentaria que se mueve al son que le toque el expresidente quien, además, no es de fiar, si recordamos su conducta infame con un personaje de la calidad de Humberto de la Calle quien siendo candidato liberal tuvo que soportar que Gaviria negociara con Uribe los votos rojos a favor de Iván Duque.

Allí quedó el liberalismo con el pecado y sin el género, pues si la pretensión con esa felonía era sacar réditos burocráticos, nada se obtuvo porque Duque, seguramente por instrucción de su ‘presidente eterno’, no le dio ni las gracias.

A mí no me cabe la menor duda de que en el próximo debate presidencial los votos del gavirismo irán a engrosar el caudal de la derecha que mangonea a placer el señor Uribe.

Así, pues, que ojo con César Gaviria, doctor Alejandro Gaviria. Usted está llamado a formar parte del movimiento de centroizquierda que ya está andando, para participar en una consulta en la que seguramente resultará triunfador. De la mano del presidente de la actual Dirección Nacional Liberal no llegará a ningún Pereira.

VER COMENTARIOS