“Yo imagino que es bueno mandar”

Escuchar este artículo

“Yo imagino que es bueno mandar”

Marzo 15, 2020 - 11:50 p. m. Por: Jorge Humberto Cadavid Pbro

Palabras que dice Sancho Panza a Don Quijote para manifestarle el deseo que tiene de ser gobernador para probar a qué sabe eso; frases que se encuentran en el capítulo 42 en su segunda parte. Hoy en día nos preguntamos precisamente eso: a qué sabe gobernar que hay tantos que luchan por llegar de cualquier manera al poder. Ya, después del 9 de abril de 1948, Darío Echandía pronunciaba la frase que tanto ha retumbado en nuestra Patria: “El poder para qué”; y ahora es Sancho Panza que le responde al duque del cual recibirá la gobernación, cuando le dice que se prepare vistiéndose para que lo reciban en la ínsula como su gobernador: “Vístanme, como quisieren, que de cualquier manera que vaya vestido seré Sancho Panza”.

En columna anterior hablaba del 21 de noviembre y su acontecer, y me refería a tres elementos puntuales de reflexión para tener de fondo en estos diálogos para encontrarle salida al país: el cansancio de la política; la influencia de las redes sociales y los infiltrados en las protestas, los encapuchados, teniendo en cuenta la numerosa y variada configuración de la asistencia a ellas. He escogido este capítulo 42 del ‘Quijote’, porque me da puntos de reflexión a ese deseo de los humanos de sentir a qué sabe el poder y pueda que reflexionando en algunos de ellos nos abramos a un diálogo verdadero y fructífero, que nos lleve a responder humanamente a las necesidades de un desarrollo integral sin discriminaciones y abierto a las posibilidades de todos y así le demos sentido nuevo a la política, sirviendo a todos las gentes para tener una patria grande y de todos.

Manfred Max Neef, en conferencia en la Eafit, ‘Educar con sentido humano’, nos llevaba a pensar que solo metiéndose en la piel del otro es cuando se le comprende y conocemos la realidad verdadera, pero el papa Francisco ha insistido que si no salimos a las periferias de la humanidad, y es allí donde está el hombre que debemos comprender, escuchar y al que le debemos resolver los problemas existenciales, no le estamos dando la respuesta adecuada al mundo actual, estamos anestesiando las conciencias para poder esclavizar al hombre.

Por lo anterior me permito recoger algunos de esos consejos que Don Quijote le da a su servidor Sancho, para que sea un buen gobernante y así nos sirvan a todos para tener por lo menos un lenguaje común en el cual podamos entendernos, a saber: “Primeramente, oh hijo, has de temer a Dios, porque en el temerle está la sabiduría, y siendo sabio no podrás errar en nada; lo segundo, has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo; haz, gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores, y préciate más de ser humilde virtuoso, que pecador soberbio”; ”Si tomas por medio a la virtud y te precias de hacer actos virtuosos, no hay para qué tener envidia, porque la sangre se hereda, y la virtud se aquista, y la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale”; “Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia”; “Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia que las informaciones del rico”; “No te ciegue la pasión propia en la causa ajena”.

No son todos los consejos dados a Sancho; lo importante es disponer los corazones a escuchar el grito del pueblo y traducir las palabras en obras de encuentro y no en discusiones que nos dividan y nos alejen de una sabia y pronta respuesta.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS