El BFF del Alcalde (¿y de Emcali?)
((blockContentFlag)) ((blockContentType))

Escuchar este artículo

El mejor amigo del Alcalde (¿y de Emcali también?)

Diciembre 06, 2020 - 06:30 a. m. 2020-12-06 Por: Jorge E. Rojas

El día que Alí-ba Iván ganó las elecciones otra vez, Juan Carlos Abadía posteó la foto que hoy dejo empezando las historias en mi cuenta de Instagram @rojas_velasco. “Que alegría por Cali @jorge.ivan.ospina ALCALDE”, escribió al lado. Y lo escribió así: obviando la tilde que le da sentido exclamativo a la frase de celebración, y con las mayúsculas sostenidas en el nuevo-viejo cargo que sintetiza la reconquista de El CLAN (perdón, creo que también lo llaman El CAM). Temblores gramaticales lógicos, en todo caso. Abrazados para la selfie con una sonriente complicidad que Alí-ba Iván reforzó con el pulgar erguido, la pose es una hermosa Postal tipo Best Friends Forever. And ever.

Desde ese día, entonces, hay ratos de ocio que dedico a preguntar por ahí sobre las raíces de aquella amistad de novela. El problema es la gente chismosa. Imagínese: he llegado a escuchar que el exgobernador del Valle intercedió con César Gaviria, para conseguir que el Partido Liberal avalara a Alí-ba Iván en las pasadas elecciones. Y me han dicho que para esa empresa, las elecciones, Abadía puso a funcionar toda la estructura político-mafiosa que lo hermana desde hace tantos años con ‘el negro’ Martínez. Pero yo me abstengo de darle oportunidades a la duda.
Porque un buen Alcalde siempre está rodeado de buenas personas.

Juan Carlos es hijo de Carlos Herney Abadía: rancio gamonal político de Guacarí que, vinculado al proceso 8.000, pagó condena por untarse las manos con plata del Cartel de Cali. ‘Cerebro’ de la vieja escuela, Carlos Herney fundó el Movimiento Popular Unido (MPU), a través del cual consiguió para su niño una curul en la Asamblea Departamental. El niño que convirtió en diputado tenía en ese momento 22 años. Era el 2001. Con el MPU, Carlos Herney igualmente puso en el Senado de la República al ‘negro’ Martínez, quien después de dos periodos fue a dar a la cárcel acusado de colaborar con paramilitares, y de tener nexos sospechosamente íntimos con el narcotraficante Olmer Durán Ibargüen.

‘El negro’ Martínez es hijo putativo de Carlos Herney. Trabajaba en un restaurante de Buenaventura; se la rebuscaba en el comercio del Puerto, cuando el gamonal lo conoció. Inicialmente lo empleó como chofer, pero poco a poco y en vista de la sagacidad que hacía evidente en cada respuesta, le fue dando molde a imagen y semejanza: hace dos años ‘el negro’ Martínez resultó condenado por enriquecimiento ilícito, luego de que se demostrara que, siendo Senador, recibió trescientos millones de pesos del narcotraficante ‘Rasguño’.

Cobijado por el mismo MPU, el hijo de sangre de Carlos Herney, es decir Juan Carlos, es decir, el BFF de Alí-ba Iván, llegó en el 2003 al Concejo de Cali con la segunda votación más alta. Nefasto, ausente y cuestionado, de ahí saltó a la Gobernación en el 2008. Pero su mandato apenas duró dos años porque la Procuraduría lo destituyó acusándolo de participación indebida en política. Para el 2009 se supo que su papi y la familia habían recibido 800 millones de pesos del bello programa del gobierno Uribe, Agro Ingreso Seguro. Los bochincheros dijeron que parte de esa platica la usaron para convertir a Juanqui en Gobernador.
¡Cómo si a él no le sobraran méritos e inteligencia! ¡Faltaba más!

Y para completar ahora otro invento: firmada por la Veeduría Ciudadana ante Emcali, lleva días circulando una carta abierta que vincula al pobrecito Juanqui con un árbol genealógico de ramas podridas al interior de El CLAN. En mayúsculas sostenidas, la referencia de la correspondencia dice así: RETORNO DE LA CORRUPCIÓN MÁS GRANDE DE TODOS LOS TIEMPOS EN LA CONTRATACIÓN, SOLO COMPARABLE CON LA DE LOS HERMANOS MORENO ROJAS EN EL CARRUSEL DE BOGOTÁ. Para quienes quieran saber cuánto vale una amistad de puro corazón (por Cali), la carta, también queda en Instagram.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS