Autosuicidio

Autosuicidio

Enero 24, 2015 - 12:00 a.m. Por: Gustavo Duncan

En su discurso ante la Asamblea Nacional de Venezuela el presidente Maduro rechazó la introducción de un solo tipo de cambio con el argumento que “sería un autosuicidio colectivo de la economía del país”. Maduro tiene acostumbrado al mundo entero a decir estupideces antológicas, pero lo del autosuicidio es de otro nivel, simbólico de la tragedia que vive Venezuela.Para resolver el problema económico quien quiera que gobierne a Venezuela tiene que hacer al menos cuatro cosas: crear una sola tasa de cambio, subir el precio de la gasolina, traer inversionistas privados y acabar con la corrupción de la coalición de gobierno. Maduro mencionó algo de ello en su discurso aunque sin comprometerse con nada de fondo. Sabe que cualquier decisión al respecto se estrella de frente con los sectores de poder que lo mantienen en su cargo. Tiene que escoger entre el autosuicidio económico o el autosuicidio político.Las razones de los graves problemas de desabastecimiento y de destrucción del aparato productivo están en el seno mismo del chavismo. Los errores de maduro cada que abre la boca son el reflejo de la pobreza intelectual que había detrás de los movimientos políticos que llevaron a Chávez al poder. Allí había unas concepciones generales sobre una serie de cambios sociales y políticos, a lo que bautizaron como el ‘Socialismo del Siglo XXI’, pero no había menor preparación y destreza administrativa entre sus cuadros dirigentes.La prueba de la incompetencia en el manejo del Estado es que otros experimentos populistas de izquierda en el continente lo están haciendo francamente bien. A Correa y a Evo Morales los pueden criticar por muchas cosas pero no por la forma tan efectiva cómo han manejado la economía de Ecuador y Bolivia.No es entonces la ideología de izquierda como tal lo que explica la debacle de Venezuela sino la incompetencia y, por supuesto, la corrupción. El chavismo está fundado en coaliciones que se mantienen gracias al patronaje con la renta petrolera. La tasa de cambio diferenciada es difícil de eliminar porque la corrupción de la coalición depende mucho del acceso privilegiado al mercado cambiario. Poder comprar dólares baratos y venderlos caros alinea a las fuerzas chavistas.El problema es que con el precio del petróleo por el suelo el Estado no tiene recursos para aceitar a todos los miembros de la coalición. Algunos tendrán que quedarse por fuera para que la renta petrolera alcance a proveer el consumo interno. Sobre todo luego que el chavismo espantó a los empresarios del país y casi todo tiene que ser importado por falta de producción nacional. Al día de hoy Maduro no tiene cómo excluir a miembros de la coalición. Mucho menos ahora que vienen las votaciones legislativas.De momento la crisis no ha llevado todavía a que sectores populares se unan a las protestas. Si eso ocurre Maduro tiene sus días contados. Muy probablemente no como consecuencia de una toma del poder por la oposición sino por un golpe de Estado desde el interior del chavismo. Las fuerzas militares saben que si el chavismo sale del poder perderán todas sus prerrogativas y tendrán que pagar las cuentas de todos los abusos y robos cometidos. Ellos, a diferencia de la oposición, sí tienen los medios para obligar a Maduro a renunciar.Lo que se vendría sería un escenario aún más trágico para Venezuela. Por todas partes huele al autosuicidio de un país.

VER COMENTARIOS
Columnistas