Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Octubre 23, 2019 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Richard Wagner, 1813-1883, además de compositor era poeta, dramaturgo, ensayista, escenógrafo y director de orquesta.

A veces esas disciplinas coincidían en un mismo proyecto. En sus óperas fue autor del libreto, la música y la puesta en escena.

¿Por qué su vida fue turbulenta? Wagner gustaba de apostar en juegos de azar a los que se aficionó en su juventud. Escribió:

“Permanecí en el mesón por espacio de tres días, y desde la primera noche el juego me envolvió en sus redes diabólicas.

Al cabo de tres meses estaba tan poseído por la fiebre del juego que no alentaba ninguna otra pasión”.

Un día el compositor llegó a perder la pensión mensual de su madre que se enteró del hecho y le ayudó a abandonar ese hábito.

Cuando lo consiguió, Wagner dedicó parte de su vida a apartar del juego a otras personas.

La vida de los genios casi nunca ha sido fácil; brillante en un área y con serios problemas en otras. Un mal hábito te destruye.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS