Oasis

Oasis

Julio 24, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

El mal forma parte de la materia oscura con la que está construida la vida humana; tan rica en paradojas y contradicciones.

Para el que toma consciencia, la vida, sin ser fácil, es simple, pero lo corriente es complicarla de mil maneras.

Los grupos y los individuos se van atando a reglas, prohibiciones, creencias, modas y paradigmas que roban la paz y la libertad.

Es un drama que aumenta su oscuridad cuando las creencias, vetos, reglas y normas se presentan como algo divino.

Es una jugada maestra de los poderosos en partidos, grupos y credos para dominar y manipular a la gente ignara o crédula que abunda.

Es una estratagema perversa porque si algo ‘lo manda Dios’, se cumple por más absurdo u horrible que sea.

Por eso hay millares de mujeres musulmanas que sufren lo inaudito ya que Dios supuestamente pide que vivan sometidas.

Y esto se puede aplicar a todas las normas religiosas sobre sexo, vestimentas, dinero, bailes o comida. ¿Lo ves claro?

Gonzalogallo.com

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS