Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Mayo 13, 2021 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Los miedos huyen en tropel cuando eliges amarte, amar a Dios, amar la vida y confiar firmemente.

Ninguna emoción es mala y a todas hay que acogerlas con amor porque son maestras de vida y liberarlas.

Habla con el miedo: “bienvenido amigo miedo, te recibo con amor y aprendo que necesito amarme y creer con más fuerza.

Me comprometo a fortalecer mi amor y mi fe y así, mientras más grandes son ellos, más débil eres tú y te vas”.

Las dos fuerzas más grandes son el amor y el temor. Pues bien, la segunda se debilita cuando la primera se fortalece.

Un temor muy grande desnuda un amor y una fe muy frágiles, aunque tú pienses que amas y crees mucho.

De hecho, el humano suele afirmar que tiene mucho amor y una fe muy grande sin que eso sea cierto.

¿Cuidar el amor y la fe es la prioridad diaria de los humanos? Piénsalo bien y sé sincero: ¿Cuidar el ser es mi prioridad?

Sigue en Instagram: @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS