Oasis

Oasis

Mayo 24, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Gracias, amado Dios, por amarnos tanto que somos manifestaciones tuyas, somos uno contigo.

Somos instrumentos de tu amor infinito y aceptarlo silencia el orgullo del ego que se infla y se envanece.

Por lo mismo, actuar con amor y humildad es lo que permite que realices maravillas en nosotros como en María de Nazareth.

Gracias Dios, el mismo de todos los credos, porque lo único que deseas es que amemos para ser felices.

Todo lo demás que imponen las religiones es humano, pero lo presentan como si viniera de ti sin que sea cierto.

Fuera de vivir en amor no hace falta nada más y esa es la única religión verdadera. ¿Por qué no se ve así?

¡Ay!, creador de todo, tantos intereses humanos y tantas formas de manipular a las personas en tu nombre.

Amarse y amar es lo único importante con un amor que respeta, tolera, comprende, perdona, comparte y no traiciona ni engaña.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas