Oasis

Oasis

Mayo 05, 2019 - 06:15 a.m. Por: Gonzalo Gallo

En 1705 el marino inglés Alexánder Selkirk, hostigado por un capitán inhumano, pidió quedarse en la isla Juan Fernández del Pacífico.

Lo bajaron a la playa con un cofre, ropa, fusil, hacha, cuchillo, pólvora y otros objetos personales.

Supuestamente avisarían a una fragata para que lo recogiera después, pero ésta nunca llegó.

Alexánder sobrevivió como un verdadero Robinson usando su inventiva y sus conocimientos.

Se alimentó gracias a unas cabras salvajes y usó su ingenio para vestirse y tener donde habitar.

Acabada la pólvora logró hacer fuego con la madera y aprendió a pescar langostas y otros animales de mar.

A los cuatro años dos busques ingleses fondearon cerca, lo rescataron y se enteró de algo sorprendente:

El barco Five Ports, del que se había bajado, naufragó poco después y él, al quedarse, había salvado su vida.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas