Oasis

Oasis

Abril 07, 2019 - 06:15 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Cuando Alex y Lina, padres de Sofía, se dieron cuenta de que la pequeña se quejaba mucho le dieron un gran regalo.

Un día la llevaron con su mejor amiguita Mary a una institución de niños recogidos de las calles porque sobrevivían en total miseria.

En ese lugar ya sabían de la visita y en una reunión los niños conmovieron a todos narrando los dramas de sus vidas.

Las niñas quedaron conmovidas y luego se integraron con esos pequeños y jugaron con ellos.

De regreso a casa sin que los papás dijeran nada, Sofía y Mary se pusieron a conversar y decían algo como esto:

“Tenemos que volver acá y vamos a hablar en el colegio y con las compañeras para ayudarles en lo que podamos.

Tenemos de todo y ellos se ven felices casi sin nada y hasta con unos juguetes viejos y rotos”.

Puedes imaginar cómo cambió la vida en adelante no sólo para Sofía y Mary sino también para muchos otros padres y sus hijos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas