Oasis

Oasis

Enero 29, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Hay estudios sicológicos que destacan las maravillosas ganancias que se obtienen con la gratitud constante.

Dar gracias enciende lucecitas de alegría, le da alientos a la esperanza y te regala un enfoque positivo de la vida.

Agradecer diluye el inconformismo, aleja las quejas, te enseña a valorar todo y mejora tus relaciones.

Cultiva una gratitud creativa, es decir, cada día elige valorar algo diferente de todo lo que te rodea.

Aprende a dar gracias por lo pequeño y por todo lo que usas y te presta un buen servicio.

Ejemplo, toma un zapato y di: “Oh, que maravilla el calzado, cuánto me sirve, ¿qué tal que anduviera descalzo rodo el tiempo? Gracias”.

Y lo mismo puedes hacer con un espejo, tu ropa, una cuchara, el televisor, tu cama, el sanitario, el aire, una flor, el agua, etc.

Da gracias por las dificultades porque enseñan mucho. Un fracaso bien asumido enseña más que un triunfo.

VER COMENTARIOS
Columnistas