Oasis

Oasis

Enero 17, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

El sol brilla con nueva luz si te aceptas como eres y aceptas a todos así como son sin pretender cambiarlos.

No te resistas a la realidad, cambia en tu interior y aprecia la sabiduría de la aceptación.

Elige ser paciente contigo mismo y con los otros, no juzgues y ponte en el lugar de cada persona.

Así actuaba Jesús y por eso dijo a los que querían lapidar a una mujer: “El que esté sin pecado que tire la primera piedra”.

Cuando eres comprensivo y compasivo se acaban las batallas, se caen los muros y llega la unidad.

La aceptación serena, que no es resignación, te da alegría y te impide sufrir al resistirte o pelear con los hechos o la gente.

La medida de tu sufrimiento es la misma medida de tu resistencia a la realidad, de pelear con los hechos o las personas.

Sé consciente de eso y estarás en paz. Dile a Dios cada día con fe: “Señor, me das serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar”.

Lee más en mi libro ‘El sendero del espíritu’.

VER COMENTARIOS
Columnistas