Oasis

Oasis

Enero 06, 2019 - 06:15 a.m. Por: Gonzalo Gallo

En noviembre del año pasado se cumplió el 150 aniversario de la muerte del compositor Gioacchino Rossini (1868).

Nació en 1792, nueve meses después de la muerte de Mozart. Fue el más popular compositor de ópera entre 1810 y 1830.

Brilló desde niño, a los 22 años había compuesto 10 óperas y en 1829 nos regaló la última: ‘Guillermo Tell’, tan popular.

Se dice que era tan talentoso como vago, despreocupado, chistoso y apasionado hasta el exceso por la buena comida y bebida.

Tenía tanta facilidad como pereza: componía en la cama y, si se le caía una hoja, prefería escribirla de nuevo antes que recogerla.

Su popularidad fue inmensa y lo admiraron personajes de la categoría de Balzac, Stendhal, Verdi, Hegel y Schopenhauer.

Las oberturas de Rossini suponen un examen de virtuosismo para las mejores orquestas y nos siguen dando alegría de vivir.

Disfruta obras suyas como ‘El barbero de Sevilla’ o ‘Guillermo Tell’. Rossini fue un genio musical.

VER COMENTARIOS
Columnistas