Oasis

Oasis

Diciembre 21, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Ganas paz si dedicas tiempo a la observación de ti mismo, una observación constante, delicada, suelta, sin artificios.

Una observación que es profunda si cierras tus ojos, aflojas tu cuerpo, respiras y te relajas bien.

Los sabios siempre han valorado la atención consciente y el benéfico ejercicio de controlar y aquietar la mente.

Busca en internet información y guía sobre ‘mindfulness’ y aprende a ser el dueño de tu mente y de todo tu ser.

Sé bien consciente de que todo en tu vida depende de tu actitud y de los hábitos que te liberan o te atan.

Es vital cortar los hábitos malsanos y potenciar los positivos o crear otros nuevos que te llevan a la mejor versión de ti mismo.

Pues bien, pocos hábitos hay más benéficos que el de dedicar sin falta una media hora diaria a tu ser y tu espíritu.

Un tiempo para nutrir tu alma con meditación, relajación, conexión con Dios y con los ángeles. Eso pide disciplina y dedicación y te regala paz interior y felicidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas