Oasis

Oasis

Diciembre 19, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Al educar busca el trasfondo. Un niño no golpea a su hermano, te ignora o hace berrinches porque sí.

Tienes que ir más allá para comprender realmente qué está sucediendo y así tu ayuda es más significativa y duradera.

Si obras así él baja un poco la guardia, está más abierto a escuchar límites y reglas y es más creativo para resolver un problema.

En lugar de decir: ¡Pórtate bien con tu amigo y comparte, o no podrás ver tele ni usar tu tableta más tarde!

Di: piensas si compartir tu juego. Lo entiendo. Cuesta compartir y te sientes un poco enojado.

¿Se te ocurre un plan para que puedan jugar con él juntos? Dime si necesitas ayuda porque siempre cuentas conmigo.

Padres: el llanto, la resistencia y la agresión física podrían ser solo la punta del iceberg.

Bajo la superficie puede haber hambre, falta de sueño, exceso de estímulos, sentimientos fuertes o cambios duros de aceptar. Sé un compañero que guía, no un juez que controla.

VER COMENTARIOS
Columnistas