Oasis

Oasis

Diciembre 10, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Caterine Ibargüen es hoy la mejor atleta del mundo y un reluciente ejemplo para los colombianos, los latinos y para todos.

Una deportista con los valores que llevan al éxito: pasión, confianza, compromiso, disciplina, dedicación, entrega.

Todo eso unido a su alegría contagiosa, su don de gentes, su sencillez y una vida libre de escándalos o problemas.

Sus palabras son para recordarlas y aprender de un ser que sufrió en la infancia allá en la violenta Apartadó de hace años:

“Colombia es un país que vibra con lo bueno que se hace. Se sienten reflejados en que soy una cara buena que muestra el país tan grande que tenemos.

Esto me llena de una esperanza grande para seguir dando resultados para Colombia y continuar con disciplina en este deporte, que es lo que me mantiene a pesar de los dolores.

Es un premio que tiene un sabor muy dulce. La perseverancia, la disciplina y el amor por esto valen la pena.

Así que estoy muy agradecida porque hoy Dios me demuestra que nunca hay que darse por vencido, sino seguir luchando”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas