Oasis

Oasis

Diciembre 06, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Piensa en lo mejor y cree en nuevos amaneceres cuando estés asolado por los zarpazos del destino.

Repítete una y otra vez un lema que siempre animó a Leonardo da Vinci en sus proyectos: “Los obstáculos no me vencen”.

El maestro italiano sabía que el tesón y la persistencia nos impulsan y nos motivan en los tiempos aciagos.

Es estimulante saber que en sus escritos aparecen otras dos consignas que lo inspiraban y le daban alientos: “Seguiré adelante” y “no me aparto de mi surco”.

Una buena estrategia para animarse, concentrarse en el ahora y conjurar la ansiedad sobre el futuro.

En este sentido es sabia esta hermosa oración que ojalá lleve luz a tu mente y paz a tu alma:

“Sólo por hoy no me enojaré, sólo por hoy no me preocuparé. Honraré a mis padres, maestros y ancianos.

Ganaré mi vida honestamente, haré la voluntad de Dios y seré amoroso y agradecido con todo ser viviente”.

VER COMENTARIOS
Columnistas