Oasis

Oasis

Noviembre 27, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Los estudios demuestran algo que la gente desconoce en absoluto y a las empresas les conviene que así sea:

No hay diferencias significativas entre el agua embotellada y la del grifo sometidas a los mismos controles a lo largo del tiempo.

Se ha encontrado casi el mismo porcentaje de algunos minerales en el agua embotellada que en el agua del grifo.

No hay razones objetivas para decir que es mejor el agua embotellada, aunque sepa mejor.

No es más saludable una que la otra y la preferencia se basa más en sabores y costumbres que en otra cosa.

Lo anterior está comprobado con estudios en distintos países, y el ínfimo grado de cloro del agua del grifo no afecta la salud.

Lo que sí es cierto es que las empresas nos convencen de que la embotellada es necesaria y mejor para su pingüe negocio.

No te dejes impresionar por la publicidad. Aunque el agua supuestamente venga de un manantial es lo mismo.

Hace años no existía el gran negocio del agua embotellada y nadie se enfermaba. Hoy tampoco te enfermas si bebes agua del grifo.

VER COMENTARIOS
Columnistas