Oasis

Febrero 16, 2021 - 11:30 p. m. 2021-02-16 Por: Gonzalo Gallo

Un sabio decía que aquel que procura el bien de los demás ya tiene asegurado su propio bienestar.

Siempre tu carga se aligera cuando ayudas a otros, pero tampoco debes servir olvidándote de ti mismo.

Parece extraño, pero son muchos los que aman a otros a costa de su propia felicidad y su paz interior.

Dicen que esas personas aman demasiado, pero lo suyo no es amor, es una actitud casi martirial o masoquista.

Es maravilloso que ayudes, pero si no lo haces con sabiduría haces más mal que bien al interferir en los aprendizajes de otros.

Fácilmente alguien se te recuesta, otros abusan y algunos más aumentan su irresponsabilidad.

No lleves la cruz de otros, no interfieras en su proceso y deja que el fresco asuma las consecuencias de su inacción.

Sirve con inteligencia y no caigas en la trampa de ser infeliz para que otros sean felices. Es un desatino.

@Gonzalogallog

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

VER COMENTARIOS