Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Diciembre 19, 2019 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Los protagonistas de la Navidad son tres seres buenos, coherentes y fuera de serie: Jesús, María y José.

Una familia llena de amor, con una fe ejemplar y que son el espejo de lo que debe ser tu hogar: amor puro e incondicional.

En donde vivo siempre hago el pesebre, como lo aprendí de mis padres, y le doy más importancia que al Papá Noel.

A veces me siento a tomar consciencia de todo lo que un pesebre pequeño o grande puede enseñar.

Todo allí te conecta con lo simple, lo humilde, lo básico. Es un espejo de fe, amor, valores y espiritualidad.

Eso hay que aprender y cambiar, para que no sea como un adorno más es: amor, familiaridad, humildad y simplicidad.

Se elabora con papel, hojas, piñones, aserrín, arena, piedrecillas, en fin, con nada aparente ni lujoso, así es como debe ser.

Francisco de Asís hizo el primero por allá en 1226 y ojalá tú lo pongas en tu casa, lo admires y permitas que te hable al corazón.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS