Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Diciembre 17, 2019 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Si no estás hipnotizado por lo aparente y atrapado en el frenesí de comprar y poseer más, esta Navidad puede ser un renacimiento.

Sintonizado de verdad con Jesús, celebrar su venida a la tierra será una experiencia con un halo sagrado.

Vas a sacar tiempo para relajarte, aquietar la mente volátil, distensionar tu cuerpo, orar y meditar.

En internet encuentras muy buenas meditaciones guiadas que te llenarán de esa paz que anunciaron los ángeles.

Se consciente de que Navidad es una celebración espiritual con tres estrellas refulgentes: espiritualidad, familiaridad y humildad.

Sin ellas esta festividad de varios días se desdibuja y sólo es un festejo externo que no deja huella.

Un gran aguinaldo es perdonarte y perdonar, estrechar lazos de amor familiar y amistad, compartir, dar y recibir afecto.

Haz de esta la mejor Navidad de tu vida. Que Jesús sea tu guía y María y José unos buenos modelos de amor y de fe.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS