Oasis

Oasis

Noviembre 06, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

En 2008 la cantante británica Lady Gaga inició una fulgurante carrera musical con su primer álbum ‘The fame’.

Fue un período en el que ídolos como Madonna, Britney Spears, Christina Aguilera y Miley Cyrus habían bajado la guardia.

Dice un escritor: “El pop de masas pedía a gritos un nuevo ídolo y ella supo ofrecer extravagancia y excesos con creces.

Su ascenso al Olimpo del pop fue fulgurante pero una vorágine de fatiga, estrés y ansiedad le pasó factura.

En 2013 todo se truncó actuando en Montreal. Se rompió la cadera y empezó a sufrir dolores crónicos que aún la acosan”.

No se regaló un buen reposo, siguió en una competencia salvaje y su cuerpo le siguió hablando con dolor.

Nota: ¿Por qué el humano aprende con dolor en lugar de aprender con amor y sin sufrir? Nos cuesta ser conscientes.

Para serlo hay que dedicar tiempo al espíritu, reflexionar, fijar buenas prioridades y valorar más el ser que el tener. Aprende con amor y sabiduría, no con dolor e inconsciencia.

VER COMENTARIOS
Columnistas