Oasis

Oasis

Octubre 31, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

En internet circulan muchos mitos como el del águila que a los 40 años debe renovarse o perecer.

Es falso que pase por un doloroso proceso en el que pierde su pico y luego con uno nuevo se arranque sus viejas uñas y plumas.

No es cierto que se refugie en un lugar a soportar hambre durante los 150 días que dura su supuesta renovación.

Ninguna investigación científica prueba eso y si un águila está 150 días sin comer carne fresca se muere.

Las aves no pierden su pico ni sus garras, sólo regeneran sus células a lo largo de su vida, como nosotros regeneramos nuestras uñas.

Ningún ave se arranca las plumas para que se le regeneren, ni tú te arrancas el pelo para que te crezca pelo nuevo.

El cambio de plumaje es un proceso natural parecido al del pico y las garras y se da durante toda su vida.

Como el mito del águila hay otros, son historias edificantes para motivar, pero sin validez científica.

VER COMENTARIOS
Columnistas