Oasis

Oasis

Septiembre 14, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

La felicidad es un estado emocional que suele unirse a satisfacción, alegría, privilegio, logros o gozo.

Sin embargo, es claro que lo que hace feliz a una persona no necesariamente da felicidad a las demás.

Si se ve la felicidad solo como un estado emocional no constante, uno puede estar triste o feliz en un mismo día.

Pero es que ni la tristeza ni la alegría necesariamente nos quitan o nos dan la felicidad ya que ella está más allá de esos sentimientos.

La felicidad no sólo tiene que ver con lo emocional, también y mucho con lo espiritual y la paz del alma.

Un momento de tristeza no afecta la felicidad que brota de un corazón amoroso y un espíritu pleno.

Los biógrafos de San Francisco de Asís cuentan que al final estaba en un estado de beatitud a pesar de su ceguera y sus estigmas.

De seguro has tratado con seres felices que están en silla de ruedas o enfermos o en una prisión. Yo lo puedo aseverar.

VER COMENTARIOS
Columnistas